Noticias

Distribuir contenido
Editora principal - Especialista en Información | Dpto. Fuentes y Servicios de Información, Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 27 No. 110 e M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP 10 400 Cuba | Telefs: (537) 8383316 al 20, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.
Actualizado: hace 25 mins 1 seg

Déficits de comprensión lectora en niños con trastorno por déficit de atención/hiperactividad

Jue, 04/19/2018 - 05:16

Un reciente estudio ha pretendido investigar si los déficits en las funciones ejecutivas en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) afectan a su comprensión lectora y, con ello, identificar un potencial marcador biológico de este endofenotipo neuropsicológico a través de potenciales relacionados con eventos.

Específicamente, los autores han planteado la hipótesis de si las diferencias en memoria de trabajo e inhibición mantienen una asociación fenotípica con la comprensión lectora en el TDAH.

Una muestra constituida por 52 niños con TDAH, de 8-13 años, se dividió en dos grupos según la presencia (n = 27; percentil < 30) o ausencia (n = 25; percentil > 50) de déficit en compresión lectora, además de un grupo control (n = 27). Se evaluaron las funciones ejecutivas y se realizó un experimento de potenciales relacionados con eventos en el que se presentaron oraciones anafóricas de diferentes longitudes, y se registraron los potenciales relacionados con eventos en el último adjetivo de la oración que requiere acuerdo de género.

Los investigadores hallaron una relación entre memoria de trabajo e inhibición con el rendimiento en compresión lectora. Mientras que el grupo de comprensión lectora normal y el grupo control mostraron signos de detección de no concordancia sintáctica a los 100 ms, el grupo de comprensión lectora pobre– no activó la memoria de trabajo hasta los 250 ms. Con ello concluyen que la lentitud en la puesta en marcha de los mecanismos de memoria de trabajo puede ayudar a entender los déficits de comprensión lectora en el TDAH–. [Rev Neurol 2018.
abril 18/2018 (neurologia.com)

Nueva diana terapéutica potencial contra el sarcoma de Ewing

Lun, 04/16/2018 - 05:33

El grupo de investigación en sarcomas del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL)-Oncobell, liderado por Òscar Martínez-Tirado, han relacionado el receptor de membrana EphA2 con la capacidad metastásica de los tumores en el sarcoma de Ewing, el segundo cáncer de hueso más frecuente en niños y adolescentes, caracterizado por su agresividad y tendencia a metastatizar.

Mediante nanoingeniería de fármacos, los científicos esperan desarrollar una molécula capaz de bloquear EphA2 y de administrar otras terapias de forma dirigida.

La investigación, publicada en el International Journal of Cancer, ha sido financiada prácticamente en su totalidad por la Fundación Alba Pérez, una entidad sin ánimo de lucro dedicada en exclusiva a esta enfermedad.

Desde hace años, la principal línea de investigación del grupo en sarcoma de Ewing se centraba en la proteína caveolina 1 (CAV1), que se había podido relacionar con la aparición de resistencia al tratamiento y metástasis, entre otros. Sin embargo, la localización de esta proteína en la célula dificulta su uso como diana terapéutica. “Es por eso que buscábamos un cofactor de CAV1 con un papel igual de relevante pero más accesible”, explica Martínez-Tirado, “y el receptor de membrana EphA2, ya descrito en anteriores trabajos, cumple estas condiciones”.

En su último trabajo, los investigadores no solo han demostrado la conexión entre el receptor EphA2 y la caveolina 1, sino que también establecen una correlación entre la fosforilación de EphA2 y la agresividad de los tumores en sarcoma de Ewing. “En estudios In vitro e In vivo observamos que este receptor de membrana es una pieza fundamental en la migración de las células tumorales”.

Bloquear la actividad del receptor EphA2

En cuanto a los estudios In vivo, el equipo de investigación usó dos modelos. El modelo artificial de metástasis, más experimental, permite valorar la capacidad de las células para adherirse al epitelio pulmonar en condiciones adversas. Por otra parte, el nuevo modelo ortotópico desarrollado por el mismo grupo hace unos meses permite inducir una metástasis espontánea, de forma mucho más similar a la clínica.

“En el laboratorio, hemos demostrado que la falta de receptor EphA2 disminuye muy significativamente la incidencia y el número de metástasis”, comenta Martínez-Tirado, “y gracias a la colaboración con el Hospital Virgen del Rocío, también hemos constatado que el 90% de los pacientes de sarcoma de Ewing expresan este receptor (mimetizando la caveolina 1), hecho fundamental de cara a catalogarlo como diana terapéutica. Paralelamente, el trabajo con muestras de pacientes también nos ha permitido correlacionar la actividad independiente del ligando del receptor EphA2, asociada a su fosforilación, con una peor supervivencia”.

Gracias al apoyo económico continuado de la Fundación Alba Pérez, los investigadores del IDIBELL podrán seguir trabajando en el desarrollo de tratamientos capaces de bloquear la actividad de este receptor. “Mediante técnicas de nanoingeniería de fármacos, esperamos desarrollar una molécula con doble efecto, capaz tanto de bloquear EphA2 en células tumorales como de administrar otras terapias de forma dirigida”, concluye el investigador del IDIBELL.
abril 15/2018 (agenciasinc.es)

Efectos secundarios del metilfenidato en población infantil y juvenil

Vie, 04/13/2018 - 05:24

El uso del metilfenidato en la práctica médica habitual está presente desde principios del siglo XX y ha experimentado un incremento exponencial en cuanto a prescripciones, por lo que un reciente artículo ha revisado el estado de conocimiento actual sobre los efectos secundarios de este fármaco en población infantil y juvenil.

Los autores han consultado diferentes bases de datos y han incluido en su investigación análisis clínicos, metaanálisis, estudios prospectivos observacionales y revisiones sistemáticas. En primer lugar, se observa un incremento mínimo en la tensión arterial y la frecuencia cardíaca, pero algunos estudios recientes parecen sugerir una infraestimación del riesgo a largo plazo. En lo que se refiere al apetito y el crecimiento, casi toda la bibliografía actual apunta a una ralentización del ritmo de crecimiento, que se recupera al interrumpir el tratamiento.

Un factor importante, como es la evolución en paralelo de la edad ósea, no se ha valorado en la mayoría de los estudios realizados. En el sueño no habría empeoramiento significativo en los pacientes tratados con psicoestimulantes respecto a los no tratados, y en relación con el sistema nervioso central, no parece haber evidencia de un incremento del riesgo de aparición o empeoramiento de tics tras introducir el tratamiento. El afecto y la emoción son áreas poco exploradas.

En conclusión, parece persisitir una sensación de incertidumbre en algunas áreas respecto a los efectos secundarios asociados al uso de psicoestimulantes. El aspecto que más influye en esta percepción de falta de evidencia clara es la corta duración de la mayoría de los trabajos, cuando precisamente el tratamiento con estos fármacos puede prolongarse casi en la totalidad de los casos. El estudio fue publicado Rev Neurol 2018.
abril 12/2018 (neurologia.com)

La obesidad, responsable de hígado graso en niños

Jue, 04/12/2018 - 05:49

Los niños obesos presentan un riesgo mucho mayor de padecer esteatosis hepática no alcohólica (EHNA), el nombrado hígado graso, advierte un estudio publicado en The Journal of Pediatrics.

Para demostrar esa tesis, los autores analizaron en 635 infantes los niveles sanguíneos de la enzima alanina aminotransferasa (ALT), cuyas concentraciones elevadas se emplean como marcador de daño hepático.

Los resultados mostraron que, cumplida la edad de ocho años, un 23 por ciento de los menores tenían niveles elevados de ALT.

Según la autora principal de la investigación, Jennifer Woo, dado el aumento de la prevalencia de obesidad infantil, cada vez vemos en las consultas pediátricas casos de menores con EHNA, la enfermedad hepática más común.

Algunos médicos comienzan a medir los niveles de la enzima alanina aminotransferasa en los pequeños en riesgo cuando cumplen los 10 años, expresó.

Sin embargo, nuestros hallazgos destacan la importancia de actuar a edades más tempranas para prevenir el exceso de ganancia de peso y la subsecuente inflamación del hígado, indicó.

Datos de Organización Mundial de la Salud señalan que en el 2016 ya convivían en todo el planeta más de 41 millones de menores de cinco años con sobrepeso u obesidad.

El equipo de Woo sugiere que la mejor forma que tienen tanto los adultos como los niños para combatir el hígado graso es perder peso mediante el ejercicio físico regular y el consumo de menos alimentos procesados.
abril 11/2018 (PL)

Imprimen corazones en 3D para planear cirugías a niños en Argentina

Jue, 04/12/2018 - 05:48

Médicos cirujanos argentinos imprimen réplicas exactas en tres dimensiones de los corazones de niños con enfermedades congénitas complejas para estudiar el caso y ensayar la estrategia de la intervención, una técnica que les permite disminuir riesgos y complicaciones.

Especialistas del Hospital de Pediatría Garrahan, en Buenos Aires, ya realizaron ocho cirugías con esta tecnología en casos de cardiopatías congénitas y complejas, una iniciativa inédita en América Latina.

El jefe de Cirugía Cardiovascular del Hospital Garrahan, Pablo García Delucis, precisó a DPA que esta técnica ‘facilita la comprensión de la enfermedad y la estrategia para el planeamiento de las operaciones para disminuir los riesgos y las complicaciones y hacer las cirugías mucho más seguras’. ‘Nos permite hacer operaciones más rápidas, más seguras, con menos complicaciones’, subrayó.

‘Incluso, nos permite conocer aspectos de la enfermedad del paciente que los cirujanos no podemos ver ni siquiera en el quirófano’, explicó el cirujano.

Para obtener la réplica exacta del corazón del paciente antes de la cirugía, los especialistas realizan una tomografía computarizada o una resonancia magnética y las imágenes obtenidas son aplicadas a un software especial que permite su impresión en tres dimensiones. La impresión se realiza en plástico, en el mismo hospital, con un costo de entre 24 y 120 dólares cada uno, según el material utilizado.

La impresión del corazón permite además la formación de recursos humanos especializados y la enseñanza de nuevas técnicas a cirujanos que están lejos de centros de alta complejidad y pueden aprender sobre estas patologías, informó García Delucis.

En el Hospital Garrahan se realizan cada año 800 cirugías cardiovasculares a niños, de ellas unas 550 a corazón abierto. Son operaciones que duran entre cinco y ocho horas, de alto riesgo.

‘La impresión 3D en la cirugía cardiovascular no tiene techo para la comprensión de la enfermedad y hacer una cirugía mucho más segura para el paciente y aumentar la supervivencia de los chicos que se operan’, destacó el médico.

Las impresiones en 3D ya se utilizan en otras especialidades de la medicina, como traumatología y cirugía plástica.
abril 11/2018 (dpa)

Investigadores asocian bacterias a obesidad infantil

Jue, 04/12/2018 - 05:44

Dos bacterias, presentes en el intestino de niños mexicanos, podrían estar asociadas con la obesidad infantil, de acuerdo con una investigación realizada por científicos del Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La investigación comprendió el analisis de los microorganismos presentes en un grupo de 138 niños de entre seis y 12 años de edad, 67 de ellos con peso normal y 71 con obesidad.

La obesidad es un problema de salud que afecta a tres de cada 10 niños en edad escolar en México, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, del Instituto Nacional de Salud Pública.

Tras el estudio, se encontró que la bacteria Bacteroides eggerthii era más abundante en niños con obesidad y que una especie aún no clasificada de la familia bacteriana Christensenellaceae tenía mayor presencia en niños con peso normal.

Blanca Estela López Contreras, investigadora de la Unidad de Genómica de Poblaciones Aplicada a la Salud, UNAM/Inmegen, que este tipo de investigaciones ayudarán a generar recomendaciones alimentarias para prevenir o tratar la obesidad en la población infantil.

En entrevista con la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), consideró que la investigación debe continuar para conocer cómo actúa cada bacteria en el organismo y cuáles podrían estar aumentando el riesgo o previniendo la aparición de la obesidad.

Los investigadores pidieron a los padres de 138 niños que recolectaran una muestra de heces en un frasco estéril, con una metodología que minimiza el riesgo de contaminar la muestra con bacterias del ambiente.

Una vez recolectada, mantuvieron la muestra en frío hasta llegar al laboratorio, donde tomaron pequeñas porciones y recuperaron el material genético de todas las bacterias presentes en las heces.

Los investigadores necesitaban una sección del material genético denominada ARN ribosomal 16S, que es un fragmento de ácido ribonucleico de los ribosomas de las bacterias.

Al analizar el ARN ribosomal 16S, encontraron que la microbiota intestinal de los niños con obesidad y los niños con peso normal era diferente, había dos bacterias: Bacteroides eggerthii y una especie que aún no se ha identificado pero que pertenece al grupo de bacterias Christensenellaceae.

La Bacteroides eggerthii era más abundante en los niños con obesidad y la especie de Christensenellaceae, en los niños con peso normal.

‘Nosotros estamos viendo una diferencia en la composición de la microbiota intestinal de niños con obesidad. Pero de ninguna manera podemos afirmar que estas bacterias sean causales de la obesidad’.

‘Hasta el día de hoy no podemos decir que alguna bacteria es la responsable de la obesidad o de prevenir la obesidad, solo sabemos que algunas funciones abonan para el desarrollo de ciertos problemas’, puntualizó López Contreras.
abril 11/2018  (Notimex)

 

Para más información:

Composition of gut microbiota in obese and normal-weight Mexican school-age children and its association with metabolic traits

 

Los niños de cinco años ya se preocupan por su reputación

Mié, 04/11/2018 - 05:31

 A pesar de que los más pequeños no usan las redes sociales, sí se interesan por la imagen que la gente de su entorno tiene de ellos. Una revisión de estudios revela que a los cinco años ya planean su comportamiento para agradar a las personas que admiran. Por ejemplo, son más generosos si se saben observados por alguien con quien más tarde volverán a interaccionar que con desconocidos.

 

En sus primeros años de colegio y alrededor de los cinco años, los niños y niñas comienzan a entender que sus acciones pueden repercutir en la opinión de sus familiares, profesores y compañeros, y reflexionan de manera crítica sobre su reputación. Como los adultos, los más pequeños quieren ser aceptados por aquellos a quienes admiran.

Así lo asegura una revisión de estudios previos liderada por Ike M. Silver, investigador del Wharton School of Business en la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y Alex Shawn, profesor de psicología en la Universidad de Chicago (Estados Unidos).

“Los psicólogos siempre han prestado interés a cómo los adultos construyen su propia identidad y mediante qué estrategias la presentan al resto de la sociedad”, explica Shaw. “Ahora hemos descubierto que esta forma compleja y estratégica que los adultos tenemos de darnos a conocer, con una imagen que mostramos a la gente que nos rodea, aparece mucho antes de lo que se creía”, avanza el experto.

Según la investigación, publicada esta semana en la revista Trends in Cognitive Science, es alrededor de los cinco años cuando los niños comienzan a cambiar su comportamiento dependiendo de con quién se relacionen y en qué contexto, para así construir una buena reputación. Además, actúan estratégicamente con el objetivo de modificar la imagen que proyectan al exterior.

La noción de posición social en niños y niñas procede de sus mayores. “Como sociedad, damos mucho valor a la construcción de la propia imagen y su presentación. La exposición de los niños a este tipo de prioridades es bastante prematura”, avanza Silver.

Construyendo la reputación

Ciertas experiencias interactivas, como compartir juguetes, trabajar en equipo o escuchar al profesor, podrían ser algunos de los momentos en los que los niños aprenden qué es o no deseable para su reputación y las diferentes estrategias para construirla.

Por ejemplo, uno de los experimentos analizados mostraba que son más generosos en situaciones en las que son conscientes de que alguien les observa. Además, el esfuerzo a la hora de compartir es mayor con las personas con las que podrán tener trato en el futuro, y disminuye al interactuar con sujetos a los que creen que no volverán a ver.

En otro de los experimentos, los investigadores seleccionaron aleatoriamente a un grupo de niños de una clase y les transmitieron que ellos, a ojos de sus compañeros, tenían buena reputación. Desde entonces, ante la posibilidad de hacer trampa en alguna actividad, los escogidos respetaban más las normas que el resto. Esto indica que los más pequeños gestionan hábilmente su prestigio y son conscientes de las implicaciones sociales de su comportamiento.

Además, realizan una selección previa y buscan que las personas a las que consideran más importantes en su entorno tengan opiniones positivas sobre ellos.

Según los expertos, es importante conocer el momento en el que los niños comienzan a ser conscientes de su reputación y qué percepción tienen sobre las variables que influyen en ella, como la valentía, la riqueza o el inconformismo.

“Hasta ahora, se creía que esta noción se desarrollaba a partir de los nueve años, sin embargo, es anterior”, plantea Silver. “Está claro que el concepto de reputación no se les plantea de repente en el momento que comienzan la escuela. Por eso, la pregunta de cara al futuro es qué sucede antes de los cinco años”, concluye el investigador.
abril 10/2018 (agenciasinc.es)

Antiácidos y antibióticos pueden ocasionar alergias en bebés

Lun, 04/09/2018 - 05:59

Es más probable que bebés a quienes les dan antiácidos como Zantac o Pepcid desarrollen alergias infantiles, probablemente porque estos medicamentos pueden alterar las bacterias intestinales, según un nuevo estudio.

El consumo temprano de antibióticos también aumentó la probabilidad de alergias en el estudio aplicado a casi 800 000 infantes.

Los investigadores analizaron la historia clínica de niños nacidos entre 2001 y 2013 con seguro Tricare, un programa para militares activos o retirados y sus familias. Un sorprendente 9 % de los menores tomaban antiácidos, lo que refleja la popularidad de tratar el reflujo en la infancia.

A lo largo de cuatro años, más de la mitad de los niños desarrollaron alergias a comidas o medicamentos, salpullido, asma, alergia al polen y otros padecimientos alérgicos. El estudio no demostró las causas, pero la relación con los antiácidos y antibióticos fue impactante.

En los niños que ingirieron un antiácido durante los primeros seis meses, se duplicó la probabilidad de desarrollar una alergia a alimentos; la probabilidad de desarrollar una alergia al polen o una severa reacción alérgica llamada anafilaxis, fue 50 % mayor. Para los bebés que recibieron antibióticos, la probabilidad de desarrollar asma se duplicó y fue de al menos 50 % más elevada para alergia al polen y anafilaxis. Los resultados se publicaron en la JAMA Pediatrics.

‘Estos medicamentos generalmente son considerados inofensivos y algo para intentar calmar a bebés inquietos que escupen mucho’, dijo el líder de la investigación, el doctor Edward Mitre de la Universidad de Servicios Uniformados en Bethesda, Maryland. ‘ Debemos ser un poco más cautelosos al recetar estos medicamentos’.

La bacteria intestinal juega un papel importante en el sistema inmunológico. Los antibióticos y antiácidos pueden cambiar la constitución del microbioma de un bebé, probablemente lo suficiente para causar una reacción excesiva en el sistema inmunológico que se presenta como alergia, dijo Mitre. Los antiácidos también cambian la forma en que la proteína se digiere y algunos pueden alterar el desarrollo de las vías inmunes.
abril 8/2018 (AP)

Advierten riesgo de cardiopatías en sobrevivientes de cáncer infantil

Lun, 04/09/2018 - 05:17

Las personas que superaron un cáncer pediátrico son más vulnerables a desarrollar cardiopatías y factores de riesgo como hipertensión o hipercolesterolemia, señala una investigación alemana publicada recientemente en European Heart Journal.

Para demostrar esa tesis, los autores estudiaron a 951 adultos, de entre 23 y 48 años, a quienes se les diagnosticó una lesión oncológica antes de los 15 años. El equipo también analizó a 15 mil pacientes sanos en la niñez (grupo de control).

Como resultado, los redivivos eran un 38 por ciento más propensos a padecer de hipertensión arterial y un 26 por ciento a tener hipercolesterolemia que el grupo de control.

Al decir del autor principal del artículo, John Groarke, investigador de la Facultad de Medicina de Harvard, los sobrevivientes no pueden cambiar el hecho de haber recibido oncoterapias que elevan el riesgo de tener una enfermedad cardiovascular (ECV) prematura.

Groarke les sugirió que deberían evitar sumar riesgos, como el tabaquismo, obesidad, sedentarismo o hipertensión.

Estimados de la Organización Mundial de la Salud señalan que las ECV son la principal causa de defunción en todo el mundo.

De aquí a 2030, casi 23,6 millones de personas morirán por esa dolencia, principalmente por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, pronostica la agencia sanitaria de la Organización de las Naciones Unidas.
abril 8/2018 (PL)

Los bebés que aún no hablan ya saben razonar

Vie, 04/06/2018 - 05:33

Los niños de entre 12 y 19 meses de edad, que aún no se comunican mediante expresión hablada, son capaces de realizar deducciones racionales mostrando sorpresa cuando ocurre algo inesperado, según un estudio en el que ha participado la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Los resultados indican que el razonamiento no tiene necesariamente una base lingüística.

 

Investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y de otras instituciones europeas han llevado a cabo un estudio que explora las capacidades de razonamiento humano en edades tempranas. Los resultados del trabajo se publican en el último número de la revista Science.

Estudios previos habían puesto de manifiesto que durante los dos primeros años de vida de un ser humano ya existen capacidades cognitivas sofisticadas. Por ejemplo, los bebés tienen la capacidad de generar y confirmar hipótesis, una estrategia esencial para comprender y predecir los fenómenos que nos rodean. Sin embargo, la manera en que estas hipótesis se formulan y se validan había sido poco explorada.

Este ha sido el punto de partida del nuevo trabajo realizado por un equipo del Grupo de Investigación en Razonamiento y Cognición Infantil (RICO) de la UPF, junto con miembros de la Universidad Central Europea de Budapest (Hungría) y del Instituto Nencki de la Academia de las Ciencias (Polonia).

Experimentos

En la investigación participaron bebés de 12 y 19 meses de edad y también adultos. Para probar sus habilidades de razonamiento, los autores diseñaron experimentos que consistían en presentar animaciones que mostraban una pareja de objetos, que variaban de color textura y forma. Los niños, a través de reglas lógicas muy sencillas, tenían que deducir cuál de los dos objetos se escondía en el interior de un recipiente.

La tarea consistía en observar las escenas mientras se registraba la manera en que visualmente exploraban su contenido. El registro de esta inspección ocular se hizo mediante un rastreador que medía la posición de los ojos cada 16 milisegundos.

Con esta metodología se estudió la inferencia lógica que el participante realizaba ante determinadas situaciones. Por ejemplo, en un experimento en la mitad de los casos el objeto quedaba oculto a la vista del participante, no siendo necesario razonamiento alguno para su identificación, ya que no se mostraba. En la otra mitad, se enseñaba el objeto, permitiendo concluir que era el otro el que quedaba escondido.

Los experimentos revelaron que los niños eran capaces de realizar deducciones racionales mostrando sorpresa cuando ocurría algo inesperado.

El diseño de las pruebas se hizo de modo que cualquier diferencia en las reacciones de los participantes se debía a los procesos de pensamiento y no a variaciones físicas en el contenido de las escenas.

Se sabe que la pupila es un indicador de esfuerzo cognitivo y que su tamaño es mayor cuando las tareas implican mayor dificultad. A través de los ensayos, se observó que, en el momento en que hay evidencia disponible para realizar una inferencia lógica, los bebés muestran mayor dilatación en sus pupilas. Aún más, esta respuesta pupilar a las escenas que requieren aplicar reglas lógicas es de una sorprendente estabilidad, no solo ocurre en los bebés de 12 meses sino también en los de 19 meses y en los adultos.

Según explican Ana Martín y Nicoló Cesana, investigadores de la UPF y coautores del estudio, esto indica que “participantes de edades tan disímiles estarían empleando estrategias comunes para razonar sobre estos mismos contenidos”.

Estrategias comunes de razonamiento

De la misma manera, el trabajo ha constatado que la estrategia de exploración es cualitativa y cuantitativamente diferente en función de si las escenas invitan o no a realizar una deducción lógica.

Los investigadores valoran estos resultados como “una evidencia de que las estrategias que permiten a los seres humanos combinar información para razonar sobre los hechos que nos rodean están ya presentes en edades muy tempranas”.

En su opinión, el trabajo contribuye a clarificar una discusión ampliamente debatida en los últimos treinta años sobre la existencia de capacidades de razonamiento lógico tempranas en humanos, sugiriendo que algunos procesos mentales de los bebés, aún antes que empiecen a hablar, ya son parecidos a los de los adultos, y más complejos de lo que se había pensado hasta ahora.
abril 5/2018 (agenciasinc.es)

Las respuestas sensoriales de los niños con autismo afectan al estrés de las madres

Vie, 04/06/2018 - 05:06

Los niños con autismo muestran un funcionamiento sensorial atípico. Los estímulos táctiles u olfativos intensos pueden parecer como no percibidos o al contrario: un sonido o un olor sutil puede provocarles un fuerte malestar. Ahora, un estudio de investigadoras españolas ha desvelado que el modo en el que los niños con este trastrorno responden a estos estímulos contribuye al nivel de estrés de las madres.

 

Investigadoras españolas de la Universidad Autónoma de Madrid y de la Univesidad de Portsmouth (Reino Unido) han realizado un estudio sobre las respuestas a estímulos sensoriales en niños con trastorno del espectro del autismo (TEA) y su relación con problemas de conducta, funcionamiento adaptativo y estrés de las madres.

Las personas con autismo muestran un funcionamiento sensorial atípico. Los umbrales sensoriales pueden ser a veces inferiores y otras veces superiores a los observados en el resto de la población. Por ejemplo, sonidos, estímulos táctiles u olfativos intensos, pueden parecer como no percibidos por personas con autismo. O al contrario: un sonido o un olor sutil puede provocarles un fuerte malestar.

El estudio, publicado en la Journal of Intelectual Disability Research, analizó la relación de este funcionamiento sensorial atípico con conducta adaptativa (comunicación, socialización y habilidades de la vida diaria) y problemas de conducta.

Perfil de funcionamiento sensorial

“Mientras que la relación con problemas de conducta parece clara, no se encuentra relación con funcionamiento adaptativo. Los problemas de conducta en los hijos se han relacionado fuertemente con estrés materno, pero no se ha estudiado apenas el efecto que puede estar teniendo en el estrés de la madre el perfil de funcionamiento sensorial de los hijos”, afirman los autoras.

El estudio también permitió establecer que existe un determinado subtipo de funcionamiento sensorial que está prediciendo la presencia de estrés en las madres en mayor medida que los problemas de conducta. En concreto, las progenitoras de los niños que mostraban un umbral sensorial bajo, es decir, respondían a estímulos de baja intensidad y lo hacían tratando de evitar estos estímulos, eran las que mostraban un mayor nivel de estrés.

Para las investigadoras, estos hallazgos pueden permitir conocer qué familias son las que presentan mayor vulnerabilidad emocional.

“Incorporar en las evaluaciones clínicas y educativas de las personas con TEA instrumentos para valorar el funcionamiento sensorial parece que podría ayudarnos no solo a identificar apoyos específicos en esta dirección para la persona que presenta este trastorno, como controlar niveles de ruido, olores, estimulación táctil, etc., sino también identificar familias que pueden estar en mayor riesgo de sufrir altos niveles de estrés”, concluyen.
abril 5/2018 (agenciasinc.es)

Aplican un test que predice dificultades de aprendizaje en niños prematuros

Mar, 04/03/2018 - 05:23

Investigadores de la Universidad de Almería han comparado las funciones cerebrales en niños de 4 y 5 años nacidos entre los 6 y 7 meses de gestación y otros a término para determinar si han existido riesgos inmediatamente antes y después del parto que afecten a su desarrollo cognitivo. Los expertos han utilizado un cuestionario que se cumplimenta con los datos obtenidos al alta hospitalaria y que ayuda a identificar bebés en riesgo.

 

Un equipo multidisciplinar de investigadores de la Universidad de Almería, el Hospital Virgen del Mar y el Complejo Hospitalario Torrecárdenas ha aplicado un método que permite predecir si los niños muy prematuros tendrán problemas de aprendizaje al inicio de la edad escolar tras calcular un índice de riesgo en los primeros días de vida.

El test aplicado, hasta ahora meramente informativo, permitiría hacer un seguimiento exhaustivo desde las Unidades de Desarrollo Infantil y Atención Temprana con el que evitar a tiempo la aparición de posibles dificultades en la adquisición de conocimientos.

Este cuestionario, denominado índice de riesgo perinatal (PERI), se utiliza en hospitales para recoger toda la información de riesgos biológicos relacionada con el nacimiento de niños antes de su fecha prevista y clasifica en riesgo bajo, medio y alto. Mide 18 factores significativos para los facultativos en los primeros días de vida del bebé y hasta el alta hospitalaria.

La novedad del método propuesto por los expertos radica en relacionar ese test con la aparición de dificultades en el aprendizaje. Así lo detallan los investigadores en el estudio publicado en la revista Research in Developmental Disabilities.

Los resultados evidencian que los niños muy prematuros son más susceptibles de padecer dificultades en los procesos cognitivos cerebrales. Según estudios previos, los niños muy prematuros son aquellos nacidos hasta la 32 semana de gestación y/o 1500 gramos de peso, es decir, entre los 6 y 7 meses de embarazo.

Esta investigación también apunta a que la aplicación del índice de riesgo perinatal como medida predictiva de los problemas de percepción visual permitiría hacer un seguimiento exhaustivo desde las Unidades de Desarrollo Infantil y Atención Temprana, contribuyendo de tal forma a la adquisición de la lectoescritura de forma adecuada y facilitando el aprendizaje desde los primeros años de la escolarización.

En este sentido, los investigadores inciden en la necesidad de implantar esta herramienta predictiva para actuar en edades tempranas y prevenir así la aparición de deficiencias evitables. “Habitualmente, los niños muy prematuros suelen presentar dificultades motoras perceptibles por cualquier especialista, pero las habilidades cognitivas no suelen identificarse fácilmente. Aunque ambas están ligadas a un desarrollo más lento, en el caso de las funciones relacionadas con el aprendizaje, se puede predecir el riesgo de sufrir alguna de ellas”, aclara la investigadora de la Universidad de Almería María del Mar Sánchez Joya, responsable de este estudio.

Riesgo perinatal y rendimiento neuronal

En este trabajo, financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y en el que han participado psicólogos, médicos, fisioterapeutas y enfermeros, los investigadores comenzaron recabando la información necesaria de la historia clínica para cumplimentar el test de riesgos previo al alta hospitalaria del bebé prematuro y obtener un índice de riesgo.

Este cuestionario recoge datos como el número de semanas con las que nació, si padeció crisis convulsivas o cualquier otro tipo de anomalías, como episodios de infección tras el parto, lesiones o daños que afecten a las estructuras del sistema nervioso central y perturben los procesos cognitivos, psicológicos, emocionales y del comportamiento humano.

Posteriormente, realizaron una evaluación detallada del desarrollo cognitivo de cada uno de los 54 niños participantes en el estudio para su posterior comparación. Un grupo lo formaban 27 niños muy prematuros con edades entre 4 y 5 años y el otro, 27 pequeños de la misma edad nacidos a término. “El objetivo de estas pruebas, además de mostrar el perfil de desarrollo neuropsicológico de los niños prematuros, radica en comprobar la validez del índice de riesgo perinatal como un método de alerta, determinando si existe una correlación entre los problemas derivados del nacimiento y el rendimiento en pruebas neuropsicológicas en niños nacidos antes de lo previsto”, asegura Sánchez Joya.

Para ello, evaluaron funciones cognitivas como la atención, la memoria, el lenguaje, la percepción visual y la estructuración espacial. “En niños prematuros sin ninguna discapacidad o sin que presenten signos de daño cerebral, los aspectos relacionados con su desarrollo neuropsicológico estaban poco estudiados. Suelen hacerse seguimientos en sus primeros años de vida porque se aprecian retrasos o enlentecimientos del desarrollo motor, pero las pequeñas deficiencias a nivel del desarrollo intelectual es un ámbito poco explorado por la neurociencia en España”, apunta esta investigadora.

En concreto, realizaron una treintena de pruebas a todos los niños durante dos sesiones de una hora de duración. “En ellas, registramos una valoración completa de los dominios cognitivos frente a otros estudios que sólo medían el índice de inteligencia”, señala Sánchez Joya.

Dificultades de percepción visual en niños prematuros

Entre todas las actividades, que se presentan como juegos, destacaron pruebas ejecutivas de aritmética y palabras opuestas, de lenguaje, de memoria oral y visual, de atención, así como pequeños test para valorar la percepción visual, de diferentes baterías muy utilizadas por los neuropsicólogos de todo el mundo. Para ello en una de las pruebas, se mostró una figura con formas geométricas a los niños y se les pidió que dibujaran lo que veían y también se les planteó que volvieran a dibujarla sin tenerla presente a los 5 y 15 minutos para conocer su percepción y memoria visual.

El grupo formado por niños muy prematuros mostraba déficits y trastornos cognitivos en comparación con los niños nacidos en su fecha estimada

Otro de los ejercicios consistía en presentar series de números representados en dos colores: rosa y amarillo. Los niños debían seguir los de un solo color midiendo el tiempo utilizado y con ello se reflejaba capacidad de atención. Asimismo, con el fin de comprobar la fluencia verbal, los niños tenían que nombrar animales, alimentos, vehículos, durante 20 segundos.

Tras todas estas pruebas, los expertos concluyeron que el grupo formado por niños muy prematuros mostraba déficits y trastornos cognitivos en comparación con los niños nacidos en su fecha estimada.

“Hacia los 4 años, que se produce un cambio muy significativo en el desarrollo de las funciones superiores del ser humano como el desarrollo del lenguaje, la resolución de problemas y la flexibilidad mental para pasar de una tarea a otra, apenas encontramos estudios de estas funciones cuando iniciamos el nuestro, con niños de 4 y 5 años. Se han analizado más frecuentemente otros tramos de edad como de 0 a 3 años y de 7 a 9 y más avanzadas, sobre todo en adolescentes”, puntualiza esta investigadora.

Estudios científicos anteriores ya señalan la posibilidad de que existan dificultades de percepción visual en niños prematuros. En este trabajo, los expertos han comprobado además, en el caso de los niños muy prematuros, que cuantas más incidencias constaban en su test de riesgo perinatal, los resultados de pruebas de percepción visual eran inferiores. “Al no percibir bien lo que ven, tienen problemas para aprender a leer y escribir. Y eso conlleva tener dificultades de lectoescritura y de otro tipo de aprendizaje”, especifica Sánchez Joya.

Por este motivo, los expertos recalcan la importancia de la Atención Temprana como un servicio fundamental en estos casos, en los niños de más riesgo. “Su nacimiento adelantado les provoca dificultades en el aprendizaje cuando ya están cursando Primaria, a partir de los 6 años aproximadamente. Y, por lo general, necesitan rehabilitación neuropsicológica como una persona con dislexia. En cambio, se puede detener a tiempo este problema y transformar las debilidades en oportunidades simplemente valorando los posibles riesgos de estos pequeños precozmente”, insiste la autora de este trabajo.
abril 2/2018 (agenciasinc.es)

Referencia bibliográfica:

Mª del Mar Sanchez-Joya; Nuria Sánchez-Labraca; Mª Dolores Roldan-Tapia; Teresa Moral Rodríguez; Julio Ramos Lizana; Pablo Roman: Neuropsychological assessment and perinatal risk: A study amongst very premature born 4- and 5-year old children. Research in Developmental Disabilities. Páginas 116-123. 2017.

Descartan que terapia de quelación sea tratamiento eficaz para autismo

Lun, 04/02/2018 - 05:40

Jay L. Hoecker, miembro emérito del Departamento de Medicina Pediátrica y Adolescente de Mayo Clinic, refirió que no existe evidencia científica de que la terapia de quelación sea un tratamiento eficaz para el autismo, y advirtió que puede ser peligrosa.

El experto destaca que aún no hay cura para este padecimiento, que ahora se denomina trastorno del espectro autista en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5 más reciente, publicado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.

En el marco del Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, que se conmemora hoy 2 de abril, menciona que algunos médicos y padres han considerado esta terapia como la cura a este problema de salud bajo la creencia de que la causa del autismo es la exposición al mercurio, por ejemplo, debido a las vacunas de la infancia.

La quelación es un procedimiento en el que se inyectan o se toman vía oral, sustancias que agrupa a los metales que hay en el cuerpo para después excretarlos, entre ellos, el mercurio.

Sin embargo, al no haber evidencia de que exista un vínculo entre la exposición al mercurio y el autismo, se somete a los menores a un riesgo que puede causarles daño renal potencialmente mortal, precisa el especialista.

‘Siempre es recomendable consultar con el médico de cabecera en caso de que esté considerando la posibilidad de usar un tratamiento alternativo para un trastorno del espectro autista, para identificar las opciones de tratamiento y los recursos locales que brindan apoyo, o bien derivarle a un profesional médico que pueda hacerlo’, agrega.

El tema de la exposición a agentes tóxicos ambientales -como el mercurio, el plomo y muchas otras toxinas más- y la relación con el trastorno del espectro autista es complejo, y la calidad de los estudios varía considerablemente.

Jay L. Hoecker explica que el trastorno del espectro autista es una enfermedad relacionada con el desarrollo del cerebro que afecta la manera en la que una persona percibe y socializa con otras personas, lo que causa problemas en la interacción social y la comunicación, además de que comprende patrones de conducta restringidos y repetitivos.

Un niño o un adulto con trastorno del espectro autista puede presentar cualquiera de los siguientes signos: no responde a su nombre o, en ocasiones, parece no escucharte, se resiste a los abrazos y las caricias, pues prefiere jugar solo y se abstrae en su propio mundo.

No suele hacer contacto visual y carece de expresión facial, no habla o lo hace tardíamente, pierde la capacidad que tenía para decir palabras u oraciones, no mantiene ni inicia una conversación, o únicamente lo hace para pedir algo.

Habla con tono o ritmo anormal utilizando voz cantarina o hablando como robot, realiza movimientos repetitivos, como balancearse, girar o aletear con las manos, realiza actividades que podrían causarle daño, como morderse o golpearse la cabeza y desarrolla rutinas o rituales específicos y se altera con el mínimo cambio, entre otros.
abril 1/2018 (Notimex)

Un compuesto del té verde para mejorar la función cognitiva en el síndrome de Down

Jue, 03/29/2018 - 05:54

Un ensayo clínico quiere corroborar en niños y niñas los buenos resultados de un compuesto del té verde en la función cognitiva de adultos jóvenes con síndrome de Down. Los ensayos clínicos con niños son muy poco comunes, y aún más cuando se trata de enfermedades con baja prevalencia. Se espera que al iniciar el tratamiento en edades más tempranas, los resultados sean mejores y más estables en el tiempo.

 

Rafael de la Torre, director del Programa de Investigación en Neurociencias del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), lidera un ensayo clínico en población pediátrica con el objetivo de evaluar la seguridad y eficacia de un preparado dietético que contiene epigalocatequina galato (EGCG) -un compuesto natural del té verde- en la mejora del desarrollo cognitivo de niños de 6 a 12 años con síndrome de Down y que valorará también su efecto en un grupo de niños con el síndrome X-Frágil.

El ensayo clínico pediátrico se llevará a cabo simultáneamente en cinco centros sanitarios: el Hospital Niño Jesús (Madrid), el Instituto Hispalense de Pediatría (Sevilla), el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), el Hospital del Mar (Barcelona) y el Instituto Jérôme Lejeune (París).

Se trata de un estudio aleatorizado que incluirá 70 niños con síndrome de Down y también niños afectados de síndrome X-Frágil. “Hemos incluido niños con síndrome de Down y con síndrome de X-Frágil porque, aunque el origen genético de ambos síndromes es diferente, el mecanismo por el que la epigalocatequina galato proporcionaría efectos terapéuticos sería común. De ahí que pensemos que los pacientes con el síndrome X-Frágil también se podrían beneficiar”, añade de la Torre.

El trabajo ha iniciado la fase de reclutamiento durante el mes de febrero de 2018 y está previsto que tenga una duración de 10 meses. Está financiado por la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación Jérôme Lejeune y contará con el apoyo de Mara Dierssen, coordinadora del grupo de Neurobiología Celular y Sistemas del Centro de Regulación Genómica (CRG) y especialista en la neurobiología del síndrome de Down, que gracias a sus estudios preclínicos ha hecho posible este ensayo clínico.

Resultados positivos en adultos

El IMIM y el CRG presentaron el año 2016 los resultados de la fase 2 de un ensayo clínico con EGCG realizado en adultos jóvenes,  de entre 16 y 34 años, con síndrome de Down.

Los resultados mostraron que los participantes que habían recibido el tratamiento con EGCG y estimulación cognitiva habían mejorado su memoria de reconocimiento visual, la atención, así como el autocontrol y el comportamiento adaptativo o autonomía en actividades del día a día. Estos cambios se podían correlacionar con cambios biológicos en su conectividad cerebral. Este estudio fue publicado en la revista Lancet Neurology.

“Fue la primera vez que un tratamiento demostraba eficacia en la mejora de algunas funciones cognitivas en personas con síndrome de Down, a pesar de que en la población adulta la plasticidad cerebral es limitada ya que el cerebro está totalmente desarrollado. Estos buenos resultados en adultos jóvenes y la seguridad del tratamiento, ha permitido el inicio de este innovador ensayo clínico en población pediátrica con el que, gracias a la mayor plasticidad del cerebro infantil, esperamos obtener aún mejores resultados y que los beneficios se mantengan durante mucho más tiempo”, explica de la Torre.

Dos trastornos genéticos

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el síndrome de Down afecta aproximadamente a 1 de cada 1000 personas en el mundo y es la causa más común de discapacidad intelectual de origen genético. Está causado por una trisomía en el cromosoma 21, es decir, que las personas con este síndrome cuentan con tres copias y no dos del cromosoma 21. La epigalocatequina galato modula la actividad de uno de los genes localizados en el cromosoma 21, el DYRK1A, que está relacionado con la plasticidad cerebral y algunas capacidades cognitivas.

El síndrome X-Frágil es un trastorno genético de transmisión familiar ligado al cromosoma X, que puede causar dificultades que pueden ir desde problemas de aprendizaje hasta una disminución en la capacidad intelectual. Afecta a 1 de cada 4000 niños y 1 de cada 6000 niñas.
marzo 28/2018 (agenciasinc.es)

 

Referencia bibliográfica proyecto en adultos jóvenes:

de la Torre, Rafael, de Sola, Susana, Hernández, Gimena, Farré, Magí, et al.. Safety and efficacy of cognitive training plus epigallocatechin-3-gallate for cognitive improvement in young adults with Down syndrome (TESDAD): a double-blind, randomised controlled, phase 2 trial. Lancet Neurology. 6th June 2016.

Página web del proyecto

La prevalencia del síndrome alcohólico fetal podría ser mayor de lo que se pensaba

Lun, 03/19/2018 - 05:22

Un mayor número de niños de lo que se pensaba podrían estar viviendo en Estados Unidos con daño cerebral por el consumo prenatal de alcohol. El estudio de cuatro comunidades del país cuestiona la prevalencia comúnmente aceptada de menos del 1 % de niños con síndrome alcohólico fetal (SAF).

El estudio incluyó a 6639 estudiantes de primer curso de cuatro áreas diferentes de Estados Unidos. El 51,9 % eran de sexo masculino, tenían una edad media de 6,70 ± 0,41 años y su madre era de raza blanca en un 79,3 % de los casos. Los niños se sometieron a evaluaciones detalladas y se entrevistó a las madres sobre sus hábitos de consumo de alcohol durante el embarazo y otros factores como el tabaquismo, el consumo de drogas y la atención prenatal.

En total, se identificaron 222 casos de SAF. En un cálculo conservador, los investigadores estimaron una prevalencia de 11,3 a 50,0 casos por cada 1000 niños. Los trastornos fueron menos comunes en el medio oeste y más habituales en las Montañas Rocosas. Una estimación menos conservadora apuntaba a una prevalencia de 31,1 a 98,5 casos por 1000 niños.

Esta diferencia se explica por el hecho de que no todos los estudiantes pudieron ser evaluados y la estimación conservadora daba por sentado que ninguno de esos niños tenía un SAF, algo poco probable. De los 222 niños que se encontró que padecían SAF, solo dos habían sido diagnosticados antes del estudio. El trabajo fue publicado en JAMA 2018; 319: 474-82.
marzo 18/2018 (neurologia.com)

Análisis de sangre para ayudar a los niños alérgicos al polen

Sáb, 03/17/2018 - 05:14

El diagnóstico por componentes a través de un análisis de sangre permite elegir la composición de vacunas más eficaces para los niños con alergia al polen. Así lo afirma un estudio reciente de pediatras alergólogos de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) publicado en la revista Pediatric Allergy Immunology.

Los autores han comprobado que a través de una muestra sanguínea se pueden determinar los componentes exactos a los que el menor presenta respuesta alérgica. Con la primavera a la vuelta de la esquina, la SEICAP recuerda que el único tratamiento curativo dirigido frente a la alergia al polen es la inmunoterapia específica con alérgenos, que son administrados por vía subcutánea o sublingual. El Dr. Javier Torres, miembro del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la SEICAP explica: Con el diagnóstico molecular conseguimos que la inmunoterapia sea específica e individualizada y tenga sentido, a lo que añade: Aunque los pacientes muestren síntomas similares, cada uno puede tener un perfil de sensibilización distinto.

La rinitis alérgica es la enfermedad alérgica crónica más habitual en niños y su prevalencia oscila entre el 8,2 y el 38 % en la población pediátrica española, según el citado trabajo. De todos ellos, el 60 % tienen rinitis alérgica estacional, provocada especialmente por el polen de olivo y/o gramíneas. En el conjunto de España el polen más numeroso es el de las gramíneas. Sin embargo, tal como lo puntualiza la autora principal del estudio y miembro del Grupo de Trabajo de Inmunoterapia de SEICAP, la Dra. Ana María Martínez Cañavate, en cada zona predomina un tipo de polen y la época de polinización de cada especie es distinta, aunque a veces se solapen entre sí.

En este trabajo, publicado también en la revista oficial de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI), los pediatras alergólogos españoles analizaron a casi 300 pacientes con una media de edad de 13,4 años, diagnosticados de rinitis alérgica estacional con o sin asma, con pruebas cutáneas positivas al polen de olivo y de gramíneas, que a menudo suelen confundirse.

La sintomatología incluye prurito nasal, ocular, faríngeo, lagrimeo, estornudos, secreción nasal, obstrucción nasal y bronquial, y tos, entre otros. Por ello, el doctor Torres recomienda: Es fundamental que los pacientes que ya han sido diagnosticados de rinoconjuntivitis y/o asma primaveral inicien con suficiente antelación la inmunoterapia y la medicación preventiva indicadas por su especialista en alergia pediátrica, a fin de paliar las manifestaciones de la alergia primaveral“.
marzo 16/2018 (immedicohospitalario.es)

 

La vacunación múltiple no hace a los niños más propensos a infecciones

Mar, 03/13/2018 - 05:59

Aunque los niños de hoy reciben más vacunas que las generaciones anteriores, la práctica no parece debilitar su sistema inmunológico o hacerlos más propensos a otras infecciones, dijo un estudio estadounidense recientemente.

Por primera vez, los investigadores probaron un vínculo entre el calendario de vacunación recomendado actualmente en Estados Unidos y la tasa de infecciones y enfermedades  que no están relacionadas con las vacunas en los niños de este país.

‘Es comprensible que los padres tengan preguntas e inquietudes sobre la seguridad de las vacunas’, dijo el pediatra Matthew Daley, coautor del estudio publicado en Journal of the American Medical Association.

En la investigación, ‘la vacunación no pareció dañar el sistema inmunológico de una manera que hiciera que los niños fueran más propensos a las infecciones. Este hallazgo proporcionará confianza adicional a los padres sobre la seguridad del calendario recomendado’, agregó Daley.

Una muestra aleatoria de 193 niños que habían sido diagnosticados con enfermedades  respiratorias y gastrointestinales, junto con otras infecciones virales y bacterianas, se comparó con un grupo de control de 751 niños que no habían sido diagnosticados con estas infecciones.

Los científicos observaron los niveles de exposición al antígeno de la vacuna -una proteína u otra sustancia que induce una respuesta inmune en el cuerpo- en los primeros dos años de vida de los niños.

La exposición total al antígeno de la vacuna ‘no se asoció con un mayor riesgo de infecciones que no son atacadas por las vacunas en los siguientes 24 meses de vida’, dijo el estudio.

‘Algunos padres están preocupados de que las vacunas múltiples en la primera infancia puedan dañar el sistema inmunológico de sus hijos, haciéndolos más susceptibles a infecciones futuras’, dijo el autor principal Jason Glanz, investigador del Instituto de Investigación en Salud de Kaiser Permanente en Colorado.

‘Este nuevo estudio sugiere que la teoría de sobrecargar el sistema inmune de un bebé es altamente improbable’.
marzo 12/2018 (AFP)

Adolescentes: el futuro de la especie es un misterio para la ciencia

Mar, 03/06/2018 - 05:56

Una de cada cuatro personas del planeta es adolescente, pero el 90 % vive en países sin recursos para invertir en su salud, educación y bienestar; factores decisivos en esta etapa de la vida. La revista Nature dedica un número especial a revisar todo lo que sabemos e ignoramos sobre el desarrollo de estos individuos complicados y a veces insufribles que todos los adultos hemos sido en el pasado.

Si siente que no entiende a su hijo adolescente, no tema: la ciencia tampoco. Pubertad, adolescencia y adultez se entrelazan y confunden en una época de cambios físicos, neuronales y sociales de los que todavía queda mucho por aprender. Sus misterios se mantienen a pesar de que una de cada cuatro personas del planeta tiene entre 10 y 24 años, proporción que bate un récord histórico. Por eso la revista Nature publicó recientemente un número especial que subraya, a lo largo de una decena de artículos, la importancia de comprender a la siguiente generación e invertir en ella.

“La adolescencia es un periodo en el que las inversiones en salud, educación y bienestar pueden amortizarse durante el resto de la vida”, explica a Sinc el investigador de la Universidad de Oregón (Estados Unidos) y coautor de uno de los trabajos, Nicholas Allen. “Para invertir en ellos con eficacia necesitamos aplicar todo lo que los científicos saben sobre el cerebro y el comportamiento adolescente”. Pero no es tan fácil.

Todo comienza con la pubertad -sobre los diez años en el caso de las chicas y los doce años para los chicos-, una serie de procesos biológicos que desembocan en la madurez sexual. La adolescencia es la construcción sociocultural de esa transición, durante la que se producen cambios en las relaciones, roles y responsabilidades. ¿Cuándo termina esta pesadilla? Eso es más difícil de definir, aunque la sociedad establezca una edad adulta por motivos prácticos que varía entre países.

Fértiles e inmaduros por muchos años Pubertad y adolescencia no están del todo sincronizadas pero, para añadir más confusión, se han separado todavía más. Los jóvenes alcanzan antes la madurez física, pero tardan más en ser socialmente adultos. Otro de los textos publicados en Nature analiza las causas de esta separación y cómo tenerlas en cuenta para reducir la desigualdad.

La edad a la que las niñas noruegas tienen su primera menstruación -menarquia- pasó de superar los 17 años en 1840 a estar por debajo de los 14 en 1940. La tendencia se ha repetido en otros países con registros más recientes hasta establecerse en torno a los doce años. Este adelanto es más difícil de medir en los niños, aunque la aceleración en su crecimiento -fenómeno también observado en chicas- es un buen indicador. Los responsables principales, según los autores, son las mejoras en la nutrición y la salud en etapas clave para el desarrollo.

Por otra parte, la educación obligatoria ha cambiado el papel de los adolescentes en la sociedad. Si en las sociedades preindustriales la pubertad terminaba con el matrimonio y la adultez social, ahora los más jóvenes son una inversión familiar a más largo plazo, en lugar de colaborar con las tareas domésticas o trabajar.

¿Solo hablamos de los ricos?

El problema es que el 90 % de lo que sabemos sobre los adolescentes proviene de estudios llevados a cabo en países ricos, cuando el 90 % de los jóvenes de entre 10 y 24 años vive en lugares con rentas medias o bajas como Etiopía, India, Perú y Vietnam. Es la tesis del investigador responsable del Global Early Adolescent Study, Robert Blum, quien firma otro de los textos del especial de Nature.

Blum menciona la “trampa de pobreza” a la que se ven sometidos muchos jóvenes, un círculo vicioso del que resulta imposible salir y en el que la nutrición, salud y educación que han hecho prosperar a los noruegos juega un papel principal. “Los niños cuyo crecimiento se estanca al año de vida permanecen así hasta los quince. Aquellos que experimentan problemas nutricionales tempranos tienen más probabilidad de no avanzar en el colegio”, escribe.

El resultado son jóvenes más enclenques y con menos educación, dos factores relacionados directamente con los ingresos que alimentan este círculo vicioso y lo transmiten a la siguiente generación.

“La investigación económica indica que las políticas dirigidas a la salud física, mental y sexual; a los heridos por accidentes de tráfico, al matrimonio infantil y a incrementar la duración y calidad de la escuela secundaria son las que aportan mayores beneficios”, asegura Allen. “Sobre todo si se dirigen a países con rentas medias y bajas, donde vive el 90 % de los adolescentes del mundo”.

Son problemas que han mejorado, pero están lejos de solucionarse. Patton subraya que “para los adolescentes que crecen en familias pobres, comunidades indígenas o como minorías étnicas o refugiados, el acceso a una educación y sanidad de calidad sigue siendo limitado”.

 

Más tiempo jóvenes, menos tiempo padres

Los métodos anticonceptivos han ayudado a disminuir los embarazos entre adolescentes en todos los países, con especial énfasis en aquellos menos favorecidos, donde se espera que en 2030 sean un tercio de los que había en 1970. Una paternidad más tardía plantea nuevas oportunidades, pero también nuevos retos para la salud de los jóvenes de hoy y cuyos efectos alcanzarán a la siguiente generación, tal y como explica el investigador de la Universidad de Melbourne (Australia) George Patton en otro de los artículos de Nature.

“Estos retrasos han sido positivos para padres e hijos, ya que les han permitido mejorar su educación, completar su crecimiento y mejorar su calidad de vida, sobre todo entre las mujeres, lo que repercute en su descendencia”, asegura Patton. Como punto negativo, la fertilidad disminuye conforme se posterga la paternidad.

Patton analiza los problemas relacionados con esta adolescencia más larga: obesidad, abuso de sustancias y problemas de salud mental relacionados con la paternidad. “Es importante mantener un estilo de vida sano que incluya actividad física y una dieta variada, limitar la ingesta de alcohol y evitar otras drogas; y apoyar un desarrollo emocional sano en chicos y chicas durante la adolescencia”, resume.

Nunca antes la proporción de adolescentes había sido tan alta, y a su vez ellos alumbrarán a la siguiente generación récord. Por eso Patton considera que lo mejor “es invertir en los valores esenciales para que se conviertan en buenos padres”. Estos son, en su opinión, una educación de calidad y un trabajo decente, esto último “un problema importante en muchas partes del sur de Europa”.

Allen va un paso más allá y defiende la necesidad de que los adolescentes aprendan de forma gradual a ser más independientes, en lugar de esperar que maduren de la noche a la mañana. “Las políticas que los tratan como a niños o que impiden que experimenten y cometan sus propios errores suelen fallar”.
marzo 5/2018 (agenciasinc.es)

Mapas de gran precisión revelan las carencias de África en educación y nutrición infantil

Mar, 03/06/2018 - 05:38

    Las metas de desarrollo en salud y escolarización infantil no se están cumpliendo en el continente africano, pero hay regiones que están aún peor que otras. Con los datos del crecimiento y los logros educativos de niños y niñas en miles de aldeas, un equipo científico ha creado un atlas que detalla las desigualdades dentro de 51 países. Los resultados se publican en la revista Nature, donde Kofi Annan alerta de que los peor parados son las víctimas de guerras y desastres climáticos. La brecha de género también persiste.

En el año 2000 Naciones Unidas acogió la mayor reunión de líderes políticos jamás celebrada. Los 189 estados miembros y las principales instituciones de desarrollo se comprometieron con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El primero de ellos era reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre para 2015, problemas que sufre con especial intensidad el continente africano.

Ahora, investigadores del Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) de la Universidad de Washington, en colaboración con otras instituciones internacionales, han desarrollado mapas de gran precisión que desvelan las disparidades tanto en malnutrición infantil como en educación que afectan a 51 países de África, a pesar de las mejoras generales que se han logrado. Los resultados se plasman en dos estudios publicados en el último número de la revista Nature, que han contado con la financiación de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Efectos devastadores de la mala alimentación

La malnutrición puede causar fallos en el crecimiento infantil en forma de atrofia, debilidad y un peso corporal inferior al promedio. Está estrechamente relacionada con la mala salud, un peor desarrollo cerebral y riesgo de muerte prematura. Por otro lado, la educación es otro enfoque de desarrollo clave, que se relaciona con mejoras en el capital humano, la movilidad social, la igualdad de género y la salud para las mujeres y sus hijos.

“Los trabajos anteriores para rastrear estos factores se habían centrado solo en las tendencias a escala nacional, enmascarando la variaciones locales, que como demuestran ambos estudios, resultan muy marcadas”, señalan los autores.

El equipo liderado por Simon Hay, del IHME, recopiló datos de encuestas y censos sobre logros educativos individuales, así como la edad, estatura y peso de niños de miles de aldeas. Luego utilizó una técnica de modelado geoespacial para combinar estos datos con información del clima local y la geografía, con el fin de extrapolar valores de regiones donde faltaba información. “Con todo ello -dice Hay- hemos elaborado una serie de mapas con una escala de 5 km por 5 km de detalle, que muestran los cambios en el crecimiento infantil y el logro educativo en África entre los años 2000 y 2015”.

Los mapas revelan que la mayoría de los países del continente, especialmente gran parte del África subsahariana -en las regiones oriental y meridional- han reducido la desnutrición durante los quince años estudiados. Sin embargo, persisten grandes desigualdades regionales dentro de cada país.

Sahel, Chad y Somalia, los peores situados

Según denuncia Kofi Annan, presidente de la fundación que lleva su nombre y exsecretario general de Naciones Unidas, en un artículo de opinión que se publica en el mismo número de Nature, “los mapas muestran que estas disparidades son obvias en áreas afectadas por conflictos. Hay pueblos donde todos los niños son demasiado bajos para su edad. Por ejemplo, en la mayor parte del Sahel, una franja de tierra semiárida del Atlántico al Mar Rojo, persisten altas tasas de retraso del crecimiento infantil, sin atisbo de mejora”, subraya.

De hecho, “estas inequidades son un claro recordatorio de que los promedios nacionales no cuentan la historia completa -añade-. En Kenia, por ejemplo, las tasas de atrofia en niños menores de cinco años estaban por debajo del 6 % en la media nacional en 2015, pero en ciertas regiones, plagadas por varios años de escasas lluvias, malas cosechas y brotes de enfermedades, los niveles estimados de atrofia alcanzan hasta el 28 %”.El exsecretario general destaca además que, según los datos expuestos, “Chad tiene áreas de retraso en el crecimiento que superan el 50 %, a pesar de un promedio nacional de alrededor del 37 %”. Este país destaca en los mapas como uno de los países que, junto a Somalia, han progresado menos tanto en nutrición como en educación. Ambas naciones han recibido menos asistencia internacional para la mejora de la salud infantil que otros del continente y han experimentado conflictos prolongados.

Muchas áreas de África deberían cumplir con los objetivos de nutrición infantil de la Organización Mundial de la Salud para 2025, pero tal y como revelan los nuevos estudios, al ritmo actual de progreso ningún país en el continente cumplirá el objetivo de las Naciones Unidas de acabar con la malnutrición para el año 2030.

Del mismo modo, el mapeo revela que a pesar del progreso general en educación de 2000 a 2015, persisten también grandes inequidades y fallos en el cumplimiento de objetivos en todo el continente, particularmente en el Sahel.

La brecha de la educación

Además, la desigualdad de género en la educación sigue siendo común en toda África central y occidental; en el estado de Kabia en Chad, por ejemplo, los hombres suelen recibir de cinco a seis años más de educación que las mujeres.

Kofi Annan resalta en su artículo que “los mapas muestran tanto el progreso en el tiempo como las obstinadas disparidades. Este tipo de información puede mostrarle a los Gobiernos y agencias internacionales dónde dirigir programas y recursos. Una visión tan detallada trae consigo una tremenda responsabilidad para actuar”, concluye.
marzo 5/2018 (agenciasinc.es)

Referencia bibliográfica:

Simon Hay et al. “Mapping child growth failure in Africa between 2000 and 2015”. Nature ( 28 febrero, 2018) DOI: 10.1038/nature25760

Simon Hay et alMapping local variation in educational attainment across Africa”. Nature ( 28 febrero, 2018) DOI: 10.1038/nature25761

UNICEF denuncia alarmantes ‘riesgos’ para los bebes nacidos en los países pobres

Mié, 02/28/2018 - 05:15

Los bebés nacidos en los países pobres, sobre todo de África, deben seguir haciendo frente a ‘alarmantes’ riesgos de muerte prematura en comparación con los nacidos en los países ricos, denunció el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en un informe difundido recientemente.

Mientras la salud de los niños de mayor edad presenta mejoras desde hace 25 años, ‘no hemos visto progresos similares en los menores de un mes’, de los cuales 2,5 millones mueren cada año, afirmó la directora general de la UNICEF, Henrietta Fore.

‘Aunque sabemos que la mayoría de estos decesos podrían haber sido evitados, hemos claramente abandonado a los bebés más pobres del mundo’, agregó.

Según cifras citadas en el informe, mientras en Japón un bebé de cada mil muere en sus primeros 28 días de vida, en Pakistán la cifra alcanza a uno cada 22.

Ocho de los diez países con mayor riesgo de vida para los bebés pertenecen al África subsahariana: República Centroafricana, uno cada 24; Somalia, Lesotho, Guinea-Bissau y Sudán del Sur uno cada 26; Costa de Marfil uno cada 27, Mali, y Chad uno cada 28.

En esos países, ‘las mujeres embarazadas reciben menos ayuda’ como consecuencia de los niveles de pobreza dominantes, los conflictos reinantes y la debilidad de las instituciones locales, destaca el documento.

Los países con menores riesgos son los más avanzados en materia de salud y educación: Japón, Islandia (uno cada 1000), Singapur (1 cada 909), Finlandia (1 cada 833), Estonia y Eslovenia (1 cada 769), Chipre (1 cada 714), Belarús, Luxemburgo, Noruega y Corea del Sur (1 cada 667).

El nivel de ingreso de un país es solo un indicador entre otros de estas disparidades, subraya el informe.

En Kuwait y en Estados Unidos, dos países de altos ingresos, la tasa de mortalidad neonatal es de 4 por mil, una cifra apenas superior a la de varios países de la franja inferior de ingresos intermedios, como Sri Lanka y Ucrania, cuya tasa de mortalidad neonatal es de 5 por mil.

Hay también fuertes diferencias al interior de un mismo país. Los bebés nacidos en familias pobres presentan en promedio 40 % más de riesgos de morir antes del mes de vida que los nacidos en familias ricas.

El informe acompaña el lanzamiento de una vasta campaña, bautizada ‘Para cada niño, una oportunidad’, que apunta a asegurar ‘el acceso a cuidados de salud abordables y de calidad’ para las madres y sus bebés.

Más de 80 % de las muertes pueden ser evitadas gracias a ‘parteras formadas, el acceso al agua potable, a productos desinfectantes y a una buena alimentación, así como a la lactancia materna desde las primeras horas de vida y un contacto táctil entre madre e hijo’.

La carencia de personal de salud competente es el principal problema de los países pobres. Según datos de este año, mientras Noruega cuenta con 18 médicos, enfermeras o parteras cada 10 000 niños, en Somalia la cifra es de apenas uno.

Como las mejoras en materia de salud pueden resultar caras, ‘es crucial que el dinero que se invierta’ se haga de manera adecuada, dijo a la AFP Willibald Zeck, responsable a nivel mundial del programa maternal y neonatal de la UNICEF.

La agencia de la ONU felicitó en particular a Ruanda, donde la tasa de mortalidad neonatal se redujo de 41 a 17 por mil entre 1990 y 2016.

El gobierno de ese país ‘jugó en efecto un papel activo en la implementación de un régimen nacional de seguros que benefició a las madres más pobres y más vulnerables’, explicó.

‘Estas cifras dan cuenta de la importancia de la voluntad política de invertir en la creación de sistemas de salud sólidos’, incluso en países donde ‘los medios son limitados’, destaca el informe.
febrero 27/2018 (AFP)