Noticias

Distribuir contenido
Editora principal - Especialista en Información | Dpto. Fuentes y Servicios de Información, Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 27 No. 110 e M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP 10 400 Cuba | Telefs: (537) 8383316 al 20, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:30 a.m. a 5:00 p.m.
Actualizado: hace 1 hora 8 mins

Asocian antiguo fármaco para el embarazo con mayor riesgo de TDAH generaciones más tarde

Hace 17 horas 7 mins

Un estrógeno sintético para el embarazo que fue prohibido en 1971, el dietilestilbestrol, podría aumentar el riesgo de trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) en generaciones posteriores.


Los investigadores analizaron la información de 47 540 mujeres del Nurses’ Health Study II, en curso. Las madres del 1,8 % de ellas habían tomado dietilestilbestrol durante el embarazo. El análisis también incluyó a más de 106 000 niños nacidos de las participantes del estudio.

El uso de dietilestilbestrol por las madres de las participantes se asoció con un riesgo incrementado de TDAH entre los nietos: 7,7 % frente a 5,2 % (odds ratio ajustado: 1,36; IC 95 %: 1,10-1,67), y un odds ratio de 1,63 (IC 95 %: 1,18-2,25) si el estrógeno se tomó durante el primer trimestre del embarazo, independientemente del sexo del nieto.

Según los autores, aunque el dietilestilbestrol está prohibido, las mujeres embarazadas siguen estando expuestas a una gran cantidad de interruptores endocrinos ambientales. Y aunque las exposiciones actuales se dan a un nivel más bajo y con una potencia menor, la acumulación de las exposiciones a estas sustancias podría ser preocupante. El estudio se publica en JAMA Pediatr 2018.
junio 18/2018 (neurologia.com)

Trumenba amplía el arsenal disponible para luchar frente al meningococo B

Lun, 06/18/2018 - 05:03

Especialistas en Pediatría han debatido las principales novedades que se han producido en el último año en el campo de la vacunología en España durante el Campus Vacunas organizado por Pfizer en el marco del 66 Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP), celebrado en Zaragoza.

El aumento del arsenal disponible para luchar frente al meningococo y la necesidad de mejorar la concienciación sobre la vacunación del niño mayor en Pediatría de Atención Primaria han sido dos de los temas centrales del encuentro.

Los expertos han señalado que los niños mayores y los adolescentes son un grupo importante para la vacunación frente al meningococo, tanto por el número de infecciones causadas por este microorganismo a estas edades como por su letalidad. En Europa, según datos de 2017 del European Center for Disease Prevention and Control, la tasa más alta de mortalidad por enfermedad meningocócica se da en pacientes de 15 a 24 años. Para esta franja de edad, la letalidad es del 13,5 %”, ha destacado el doctor Fernando Sánchez Perales, jefe de Servicio de Pediatría del Hospital de Torrejón (Madrid).

Sin embargo, según se ha expuesto durante el encuentro, tanto padres como el propio colectivo médico bajan un poco la guardia sobre la necesidad de la vacunación a medida que el niño se hace mayor. “En los primeros 2 años de vida, se agrupan el 90% de las vacunas que tiene que recibir un niño. A partir de esa edad, disminuye el número de vacunas que se ponen y da la sensación de que el niño ya está protegido de todo. No es cierto, las vacunas son para todas las edades”, ha señalado el doctor Sánchez Perales.

La reciente llegada a las farmacias españolas de Trumenba, vacuna frente al meningococo B, ha sido una de las novedades abordadas por los pediatras durante este foro. Indicada para la inmunización activa de individuos de 10 años de edad y mayores, la vacuna está diseñada para ofrecer amplia cobertura frente a diversas cepas del meningococo B.

“La vacuna contiene dos variantes de la proteína fHbp que se expresan en más del 90% de los meningococos B, con lo cual se prevé que pueda tener una eficacia alta en la prevención de esta infección”, ha afirmado el doctor Valentí Pineda Solas, de la Unidad de Infecciosas pediátricas de la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Sabadell (Barcelona).

Trumenba es la única vacuna frente al meningococo B que contiene una variante de cada una de las dos subfamilias de fHbp, A y B, lo cual asegura una respuesta de anticuerpos frente a cepas que expresen cualquiera de las dos subfamilias. Además, tiene un perfil de seguridad basado en 11 ensayos clínicos realizados en más de 15 000 sujetos de 10 años de edad y mayores.

El segundo pico de incidencia de la enfermedad meningocócica

Asimismo, respecto a la edad para la que está indicada la nueva vacuna, durante el encuentro se ha destacado que entre los 14 y 18 años se produce el segundo pico de incidencia de la enfermedad meningocócica. “El estilo de vida del adolescente, de contacto íntimo, determinaría un grupo de riesgo claro a estas edades”, ha indicado el doctor Pineda.

El meningococo se transmite de persona a persona a través del contacto con las secreciones respiratorias o de la garganta de portadores asintomáticos o, excepcionalmente, por contacto directo con pacientes con enfermedad meningocócica. Por ello, según se ha expuesto, el contacto estrecho que se da durante la adolescencia en alojamientos compartidos, residencias universitarias o en campamentos favorecería la transmisión de esta enfermedad.
junio 17/2018 (immedicohospitalario.es)

3 de cada 10 adolescentes sufren dolor de cabeza de forma recurrente

Vie, 06/15/2018 - 05:49

La revista Cephalalgia -–la publicación científica de la Sociedad Internacional de Cefaleas- acaba de publicar un estudio realizado por miembros del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN) del Hospital Universitario Vall d´Hebron, cuyo objetivo era evaluar la prevalencia del dolor de cabeza entre la población adolescente española.

Realizado entre más de 1500 estudiantes con edades comprendidas entre los 12 y los 18 años y pertenecientes a varios institutos de Cataluña, el estudio pretendía analizar también los tipos de dolor de cabeza más frecuentes en este grupo de población así como la relación de sus cefaleas con comorbilidades y con el estilo de vida de los adolescentes.

“La adolescencia es un periodo decisivo para el neurodesarrollo, porque en este periodo el cerebro dispone de una neuroplasticidad muy elevada para adaptar su estructura y funciones en respuesta a las demandas, experiencias y cambios fisiológicos del entorno. Por lo tanto, el impacto de lo que le sucede al cerebro durante estos años puede provocar cambios neuroplásticos con consecuencias a largo plazo”, explica la Dra. Patricia Pozo Rosich, coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

“Sin embargo, y a pesar de que la adolescencia es una etapa crucial para algunos dolores de cabeza primarios, hay muy poca información sobre la prevalencia y el impacto del dolor de cabeza en los adolescentes. Queríamos realizar este estudio para tener un mejor conocimiento de estos aspectos y así poder cambiar el impacto que tiene el dolor de cabeza en adultos”.

Según se desprende de este estudio, el 30,5 % de los adolescentes sufre de dolor de cabeza recurrente, siendo la migraña la más habitual en este grupo de población (la padece el 11,3 % de los entrevistados). Además, casi el 33 % de los adolescentes con dolor de cabeza tuvieron al menos un episodio por semana y un poco más de un 44 % mostraron algún grado de discapacidad relacionada con sus cefaleas. Sin embargo, más del 73 % de los entrevistados que padecen dolor de cabeza no tienen un diagnóstico.

El estudio también señala que el dolor de cabeza es significativamente más frecuente en niñas (35,1 % frente al 25,5 % de los varones adolescentes), así como entre adolescentes con malos hábitos de sueño (36,6 % vs. 27,6 %), entre aquellos que realizan una menor actividad física y en adolescentes que no desayunan (37,3 % vs. 28,4 %), fuman (10,5 % vs. 4,9 %), o consumen cafeína (30,9 % vs. 24,7 %). Por el contrario, no se encontraron diferencias en cuanto al rendimiento escolar de los adolescentes, el nivel educativo de los padres, o el entorno o el sistema educativo. No obstante, el 57 % de los estudiantes con dolores de cabeza recurrentes tenían antecedentes familiares.

Por otra parte, entre las comorbilidades más significativamente asociadas con el dolor de cabeza destacan las alergias, el asma, dolor crónico (además del dolor de cabeza) y problemas de salud mental y de comportamiento.

“Nuestro estudio pone de manifiesto que el dolor de cabeza es un problema de salud muy común entre los adolescentes españoles y que además afecta su calidad de vida. Puesto que se ha asociado el dolor de cabeza de los adolescentes con la presencia de un estilo de vida poco saludable y así como con otras comorbilidades médicas, la Sociedad Española de Neurología cree necesario que se comiencen a implantar iniciativas educativas s que permitan minimizar el impacto de esta enfermedad”, señala la Dra. Patricia Pozo Rosich.
junio 14/2018 (immedicohospitalario.es)

 

Leer más sobre cefaleas:

Comorbidity between idiopathic overactive bladder and chronic migraine

Guidelines of the International Headache Society for controlled trials of preventive treatment of chronic migraine in adults

Restringir alimentos en la adolescencia se asocia a un menor disfrute de la comida

Mié, 06/13/2018 - 05:25

Investigadores de la Universidad de Granada, pertenecientes al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) y a la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, han demostrado que los adolescentes que padecen obesidad sienten menos placer al comer que aquellos con un peso normal.

Su trabajo revela que las restricciones incluso triviales de la ingesta de alimentos (es decir, ponerse a dieta de forma temporal) se asocian a una reducción del placer.

Este trabajo, que publica la revista Food Quality and Preference, ha utilizado una amplia muestra formada por 552 adolescentes de entre 11 y 17 años pertenecientes a diferentes institutos granadinos, en quienes han analizado sus reacciones emocionales durante la visualización de fotos de alimentos dulces.

Así, los investigadores observaron que aquellos adolescentes que informaron de diferentes tipos de restricciones alimentarias (hacer dietas de diferente tipo, hacer dietas con mucha frecuencia, saltarse el desayuno, comer con menos frecuencia, etc.), junto a aquellos que tenían obesidad y aquellos que realizaban conductas no saludables no relacionadas con los alimentos (como fumar o dormir poco), al mirar imágenes de alimentos altamente apetecibles sintieron un menor placer, una menor atracción hacia estos alimentos y un menor deseo de comerlos.

Como explica la autora principal de este trabajo, Laura Miccoli, “la adolescencia, típicamente asociada a mayor insatisfacción corporal, es una etapa clave para el desarrollo de conductas alimentarias de riesgo, relacionadas tanto con las restricciones no controladas de la ingesta, que pueden llevar al desarrollo de trastornos alimentarios, como con la estabilización del sobrepeso y la obesidad”. De ahí la importancia que tienen los estudios que adoptan una perspectiva integrada hacia los trastornos relacionados con la ingesta.

Un estudio pionero

No en vano, el trabajo es el primer estudio que ha examinado las emociones hacia los alimentos en adolescentes en función de una constelación de conductas de riesgo, relacionadas tanto con la obesidad como con los trastornos de la alimentación.

A la luz de los resultados de este trabajo, los científicos de la UGR señalan que aquellos adolescentes que sienten más placer o disfrute al comer “tienen una relación sana con los alimentos, y este placer supone un posible índice de protección contra trastornos de la alimentación y el peso”.

Por lo tanto, apunta Miccoli, “en línea con estrategias de prevención recientes es importante hacer un cambio de perspectiva sobre el disfrute de la comida para la prevención de la obesidad, desterrando la idea de que hay que evitar el placer al comer, sino todo lo contrario: hay que aprovecharlo, y hacer del disfrute de la comida (slow food movement) una herramienta para la alimentación sana”.
junio 12/2018 (agenciasinc.es)

Científicos generan por primera vez una leucemia humana de linfocitos T a partir de una célula sana

Sáb, 06/09/2018 - 05:15

La leucemia linfoblástica aguda de células T es un tumor agresivo producido por el crecimiento descontrolado de las células que producen linfocitos T (un tipo de glóbulos blancos).

Representa el 10-15 % de las leucemias linfoblásticas agudas pediátricas y el 25 % de las adultas. A pesar de que los protocolos de quimioterapia intensiva han mejorado el pronóstico de los pacientes en los últimos años, las altas tasas de recaídas suponen todavía un problema clínico importante. De ahí la urgencia de desarrollar estrategias terapéuticas nuevas, efectivas y seguras que permitan eliminar las células iniciadoras de la leucemia (las responsables de las recaídas) para mejorar la esperanza de vida de los pacientes.

Para lograr nuevas terapias, señalan los científicos, es necesario disponer de modelos experimentales que permitan analizar el proceso por el que comienza la leucemia humana. Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha generado con éxito el primer modelo de leucemia linfoblástica aguda T humana In vivo. La investigación se publica en The Journal of Clinical Investigation.

“Hemos conseguido generar por primera vez una leucemia a partir de una célula sana. Este modelo ha permitido identificar una proteína necesaria en los inicios de la generación de la leucemia que, además, está implicada posteriormente en su propagación”, explica la investigadora María Luisa Toribio, que trabaja en el Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa” (centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid) y es directora del estudio. El hallazgo, señala Toribio, “supone un importante avance en el conocimiento de la patogénesis de este tipo de leucemia, es decir, su origen y evolución, y ayudará en el diseño de nuevas estrategias terapéuticas”.

Tratamiento con anticuerpos monoclonales

El modelo reproduce In vivo las diversas etapas del origen y evolución de este tipo de leucemia humana y demuestra que la molécula de adhesión CD44 es una diana del gen NOTCH1 que se induce en las células preleucémicas y controla su injerto en la médula ósea. CD44 también controla la posterior generación y progresión de una leucemia linfoblástica aguda de células T agresiva, que infiltra los órganos linfoides y el cerebro, como se observa en los pacientes.

Mediante el empleo de estrategias inmunoterapéuticas que utilizan anticuerpos monoclonales, dirigidos contra la molécula CD44 del tumor, el estudio destaca la función esencial de esta proteína en las interacciones entre las células preleucémicas y la médula ósea, que son cruciales para mantener la actividad de las células iniciadoras de la leucemia y la progresión de la enfermedad.

El beneficio terapéutico observado tras administrar esta inmunoterapia a ratones trasplantados con este tipo de leucemias procedentes de pacientes subraya la importancia del eje NOTCH1/CD44 en la patogénesis de la leucemia linfoblástica aguda de células T. “Representa una prometedora estrategia terapéutica para evitar las recaídas de los pacientes”, apunta la científica del CSIC.

El estudio ha contado, además, con la colaboración de investigadores de los Hospitales Universitarios de La Princesa y La Paz, ambos en Madrid; la Universidad de Barcelona, la Universidad de Amsterdam (Holanda) y la Universidad de Harvard (Estados Unidos).
junio 8/2018 (dicyt.com)

Avisan de los límites actuales del uso de células madre para tratar cataratas en menores

Vie, 06/08/2018 - 05:54

En 2016, la revista científica Nature publicó un prometedor estudio sobre cataratas en menores. Un equipo chino había descrito una técnica sugerente. A partir de células madre, se podría regenerar el cristalino del ojo sin necesidad de un implante artificial, de una lente intraocular, como hasta ahora.

El avance supuso una avalancha de consultas paternas en centros oftalmológicos de todo el planeta. Dos años después de la publicación de este trabajo, no se ha vuelto a publicar ningún otro que confirme los resultados expuestos entonces, advierten especialistas de 17 centros científicos, entre ellos la UVa.

Ante la inquietud y la esperanza de los padres de menores con cataratas congénitas respecto a esta técnica, un total de 23 investigadores de cinco países han firmado una carta recientemente también en Nature en la que se ponen en cuarentena los resultados de esta investigación. “La idea es brillante, pero la realización del estudio tiene una serie de limitaciones”, explica José Carlos Pastor, del Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid y coautor de la réplica. Firman junto a él representantes de instituciones como las universidades de Harvard y Stanford y de la Clínica Mayo estadounidenses. Junto a Pastor, hay otros dos investigadores españoles, Javier Moreno Montañés y María Dolores Pinazo, de las universidades de Navarra y Valencia, respectivamente.

La idea de utilizar células madre del propio cristalino para reparar esta estructura del ojo resultó ser una gran novedad para la comunidad científica. La noticia dio la vuelta al mundo. Se estima que en el mundo hay unos 200 000 menores con cataratas congénitas y entre 20 000 y 40 0000 las desarrollan cada año. En última instancia, se produce ceguera. “Todos los oftalmólogos hemos recibido consultas de padres con niños afectados que nos preguntan por qué no se usan en sus hijos este tipo de tratamiento”, resume Pastor, miembro del IOBA y jefe de departamento en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Esta inquietud global fue el motor de una respuesta colectiva al trabajo original.

El estudio y sus límites

En 2016, investigadores de las universidades Sun Yat-sen (China) y de California en San Diego (Estados Unidos) afirmaron que podían eliminar la catarata con una intervención de menor profundidad a las actuales. A partir de células madre epiteliales del cristalino, los científicos estimaban que se podría regenerar toda la esta estructura ocular. El cristalino es el sistema de enfoque del ojo. El equipo informó de que, después de probar con modelos animales (conejos y monos), se realizaron intervenciones en menores de doce años también con éxito.

“Las principales limitaciones del estudio de Lin y colaboradores radican en un seguimiento inadecuado de la mayoría de los pacientes, de unos resultados funcionales pobres comparados con la cirugía convencional”, resume Pastor. Los firmantes advirtieron también de problemas éticos en las intervenciones sugeridas con esta técnica y que ninguna otra investigación ha confirmado los resultados entonces expuestos. “Apoyamos sin restricciones la innovación, pero hay que ser cautos cuando se proponen tratamientos nuevos sobre todo para los pacientes más jóvenes, la población más vulnerable”, continúa el fundador del IOBA.

Los actuales tratamientos emplean ultrasonido para ablandar el cristalino y una lente intraocular artificial implantada en el ojo para corregir las cataratas. Los ojos de los menores son, sin embargo, más susceptibles de generar problemas de adaptación en este tipo de intervención que los adultos. La cirugía convencional, a juicio de Pastor, está bastante asentada y las líneas de investigación actuales se centran en corregir adecuadamente la vista de estos niños, especialmente en el cálculo de las lentes intraoculares y que estos ojos desarrollen visión y no se vuelvan ojos vagos. El IOBA realiza técnicas quirúrgicas punteras y dispone de una línea de investigación en terapia celular.
junio 7/2018 (dicyt.com)

Divulgan beneficios de quimioterapia contra rabdomiosarcoma

Vie, 06/08/2018 - 05:43

El ascenso de la quimioterapia con dosis bajas después del tratamiento inicial en niños víctimas de rabdomiosarcoma puede aumentar un lustro la tasa de supervivencia general, se divulgó recientemente en la ciudad estadounidense de Chicago.

La nueva estrategia constituye el resultado de un ensayo clínico aleatorio de fase III que fue presentado en la sesión plenaria de la reunión anual de la Asociación Americana de Oncología Médica.

Asimismo, expusieron reportes de prensa, representa el primer avance de tratamiento en 30 años que se da en este cáncer raro del tejido muscular de menores de edad, cuyos pacientes tienen un alto riesgo de recurrencia.

Según el experto de dicha entidad Warren Chow, se están aumentando las tasas de curación al prevenir las recaídas, y son escasos los efectos secundarios graves.

El rabdomiosarcoma, que constituye el cuatro por ciento de los tipos de cáncer infantil, se origina en el tejido muscular y aparece en cualquier parte del cuerpo, pero con mayor frecuencia en la cabeza, el cuello, la pelvis y el abdomen.

Dicho ensayo, precisaron las fuentes, incluyó a enfermos de seis meses a 21 años de edad con alto riesgo de recurrencia pues sus tumores eran grandes y estaban situados en una parte del cuerpo difícil de tratar. Tras completar el tratamiento inicial básico, 371 pacientes, el 79 por ciento de 10 o menos años, fueron asignados aleatoriamente para suspenderlo o recibir seis meses más de quimioterapia de mantenimiento con dosis bajas de dos medicamentos (vinorelbina intravenosa y ciclofosfamida oral).

A los cinco años del diagnóstico, la supervivencia sin enfermedad fue del 68,8 por ciento en el grupo de tratamiento estándar frente al 77,6 por ciento en el de mantenimiento, y las tasas de supervivencia general fueron de 73,7 y 86,5 por ciento, respectivamente.

Los niños con rabdomiosarcoma que están vivos al lustro se consideran curados, pues la recurrencia del tumor a partir de ese momento es muy rara, agregaron las informaciones.

Estamos estableciendo un nuevo estándar de cuidado y, lo más importante, ayudando a niños y adultos jóvenes con este tumor raro a vivir más tiempo, con menos riesgo de que su cáncer regrese, consideró el autor principal del estudio, Gianni Bisogno, del Hospital Universitario de Padua, Italia.
junio 6/2018 (PL)

El extracto de azafrán tiene efectos antidepresivos en adolescentes

Sáb, 05/26/2018 - 05:38

Un equipo internacional, liderado desde la Universidad Autónoma de Madrid, ha confirmado las propiedades antidepresivas de un extracto comercial de azafrán. El estudio demuestra que los principios activos de esta especia pueden atenuar los síntomas relacionados con depresión, ansiedad y fobia social en adolescentes de entre 12 y 16 años de edad.

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), en colaboración con la Universidad de Murdoch (Australia) y la empresa Pharmactive Biotech, han realizado un estudio pionero para probar la eficacia de un extracto comercial de azafrán para el tratamiento de los síntomas de ansiedad y depresión en adolescentes.

Los resultados, publicados en el Journal of Affective Disorders, muestran que la administración durante ocho semanas de affron® (nutracéutico desarrollado por Pharmactive Biotech) fue beneficiosa para la mejora de los síntomas de la ansiedad y depresión en adolescentes de 12 a 16 años de edad.

El estudio clínico, realizado en Australia, se aplicó a 80 jóvenes con síntomas moderados e intermedios de ansiedad y depresión.  De acuerdo con los autores, los adolescentes tratados con el extracto mostraron unas mejoras significativas en los principales indicadores de ansiedad, fobia social y depresión.

“El grupo de adolescentes tratados con el extracto mostraron de media un 33 % de reducción total de los síntomas, comparado con el 17 % de mejora del grupo placebo. Por otro lado, un 37 % de los jóvenes experimentaron una reducción significativa de los síntomas, comparado con el 11 % de los jóvenes del grupo placebo”, afirman los investigadores.

“Desde la perspectiva de los padres -agregan- se obtuvieron diferencias significativas en la reducción de los síntomas del grupo tratado con el extracto natural, comparando con placebo durante el tiempo de tratamiento: mejoras del 40 % y 26 %, respectivamente.”

Los principios activos del azafrán, denominados lepticrosalides, han sido descritos por varios autores. Son inhibidores de la recaptación de neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo, principalmente serotonina, dopamina y noradrenalina. Está demostrado que las personas que sufren de depresión presentan un elevado estrés oxidativo, por lo que la ingesta de antioxidantes externos puede ayudar a prevenir los síntomas relacionados con la depresión.
mayo 25/2018 (agenciasinc.es)

Los trastornos del crecimiento, una de las enfermedades más frecuentes de endocrinología pediátrica

Mar, 05/22/2018 - 05:07

La talla de los niños suele ser motivo de preocupación para los padres cuando no se encuentra dentro de los estándares establecidos para su edad, y esta preocupación tiene reflejo directo en la consulta.

“Los problemas del crecimiento son una de las enfermedades más frecuentes en la clínica de endocrinología pediátrica. La altura es un problema cuando los niños ven diferencias con otros de su clase o con sus familiares y, generalmente, la talla baja no está muy bien admitida en la sociedad, sobre todo en niños.

Esta fue una de las conclusiones del simposio satélite “Seguimiento de la talla baja: ¿Es la adherencia un factor a tener en cuenta?”, que ha celebrado la compañía de ciencia y tecnología Merck durante el 40º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP), celebrado en Bilbao del 16 al 18 de mayo.

Se estima que uno de cada 10 000 niños puede presentar un déficit de la hormona de crecimiento (GH), un trastorno metabólico en el que influyen factores como la alimentación, enfermedades físicas e, incluso, alteraciones sociales. En este sentido, la Dra. María Dolores Rodríguez Arnao, jefe de la Unidad de Endocrinología Pediátrica en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón, de Madrid, ha explicado que las causas pueden ser múltiples: “La más frecuente es que, generacionalmente, bien por talla familiar o bien por población en concreto, la genética limita la talla a ciertos niveles. No es lo mismo ser de padres de Suecia, que tienen una sociedad del bienestar desde hace mucho tiempo con tallas altas, a ser de una población nativa con deficiencias nutricionales en las que la talla está disminuida.

En la actualidad, no solo disponemos de información para diagnosticar la enfermedad, sino que también contamos con recursos para tratarla. En este contexto, la doctora Rodríguez Arnao ha señalado que el cumplimiento de las dosis de tratamiento y la adherencia es un factor fundamental para que el tratamiento sea correcto y efectivo. De hecho, la falta de adherencia es considerada un problema a nivel internacional, tal y como afirma la doctora: Hay muchos estudios a nivel internacional que estudian la adherencia a medicamentos de cualquier tipo de patología crónica, ya sea de forma oral o inyectable, como es el caso de la hormona del crecimiento, que se inyecta cada día de forma subcutánea. Sin duda, la no adherencia es un gravísimo problema en todas las enfermedades crónicas y, en este caso concreto, de los trastornos del crecimiento.

Y es que la mayoría de los casos de no adherencia se experimentan en niños a partir de los 10 años, según ha indicado esta experta: Generalmente son niños que en la adolescencia prometen a sus familias que ellos todas las noches se autoinyectan el tratamiento, pero, cuando volcamos la información de los dispositivos electrónicos, muchos tienen que reconocer que no se lo están inyectando”. La doctora también hace hincapié en que, generalmente, los problemas surgen durante la pubertad: “Los niños ya tienen una talla muy adecuada, han crecido bien después de años de tratamiento, tienen más salidas nocturnas, van con otros amigos, tienen excursiones fuera de su familia, y ahí es cuando los problemas de adherencia son más importantes.

Para solucionar este problema, la doctora Rodríguez Arnao ha explicado que, a pesar de que hay varias maneras de comprobar la adherencia, la mayoría de ellas son subjetivas y no exactas: Hoy por hoy la única forma de registrar de una manera objetiva la adherencia en la hormona del crecimiento es utilizando un dispositivo electrónico de medición. Con él, podemos ver electrónicamente cuál ha sido la adherencia, y una alarma nos avisa si faltan dos inyecciones, una inyección cada semana o como deseemos programarla.

Asimismo, la doctora ha subrayado que un problema adicional que hay que tener en cuenta es que muchas veces el tratamiento es molesto, por lo que evitar su molestia es muy importante: El dispositivo electrónico de autoinyección parece muy complejo, pero contamos con un buen equipo de enfermería que explica a la familia cómo manejarlo y está disponible para cualquier problema. Además, a los niños les genera menos ansiedad, porque parece un móvil de última generación, y no ven la aguja –la profundidad de la inyección se puede seleccionar desde los 4 hasta los 8 milímetros– al ponerlo sobre la superficie de la piel para inyectar, por lo que la molestia del tratamiento es mínima.

Por último, la doctora Rodríguez Arnao ha subrayado la importancia de la detección precoz de esta dolencia: “La talla patológica no es un problema estético, sino un problema médico, y hay que intentar optimizarla, porque muchas veces la falta de talla adecuada indica que hay deficiencia en alguna de las hormonas o de los factores que se necesitan para crecer normalmente”.

La jornada, celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao, también ha contado con la participación de otros destacados expertos: el Dr. Ignacio Díez López, especialista en Endocrinología Pediátrica del Hospital Universitario de Álava (Vitoria); el Dr. José Juan Alcón Sáez, especialista en Endocrinología Pediátrica del Consorcio Hospital General Universitario de Valencia; la Dra. Amparo Rodríguez Sánchez, especialista en Endocrinología Pediátrica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, de Madrid, y Diego Antoñanzas de Toledo, “transformador digital en fase de aprendizaje”.
mayo 21/2018 (immedicohospitalario.es)

Imágenes de resonancia magnética aportan nueva información sobre redes cerebrales asociadas al autismo

Jue, 05/17/2018 - 05:47

Una nueva investigación sugiere que imágenes de resonancia magnética por tensor de difusión podrían detectar las conexiones anómalas en el cerebro de los niños en edad preescolar con trastornos del espectro autista (TEA).

Los científicos compararon los resultados de las neuroimágenes de 21 preescolares con TEA (14 niños y 7 niñas; edad media: 4,56 ± 0,97 años) y de 21 preescolares (11 niños y 10 niñas; edad media: 5,13 ± 0,82 años) con un desarrollo típico.

Los preescolares con TEA mostraban diferencias significativas en la red de ganglios basales, un sistema cerebral relacionado con la conducta. También evidenciaron diferencias en la red paralímbica-límbica, otro sistema implicado en el comportamiento.

Los hallazgos sugieren que la alteración de la conectividad de la sustancia blanca podría desempeñar un papel importante en el desarrollo anómalo del cerebro en los niños pequeños con TEA, y contribuir así a los problemas cerebrales y del sistema nervioso asociados con este trastorno. El estudio fue publicado por  Radiology 2018.
mayo 16/2018 (neurologia.com)

La herencia del autismo de padres a hijos se relaciona con variantes genéticas raras

Lun, 05/14/2018 - 05:51

Investigadores españoles han participado en un estudio internacional que identifica diversas variantes genéticas relacionadas con el autismo. Dichas modificaciones perfilan un nuevo paisaje genético para el espectro autista. Los resultados se publican esta semana en Science.

Un estudio internacional llevado a cabo con 2.600 familias revela el impacto de las variantes genéticas raras heredadas en el autismo, un trastorno poligénico y de difícil diagnóstico y tratamiento. La investigación, publicada identifica diversas variantes relacionadas que están causadas por deleciones, duplicaciones en tándem, inversiones, cambios estructurales complejos y diversos tipos de elementos genéticos móviles que perfilan un nuevo paisaje genético para el espectro autista.

En el trabajo participan expertos de una treintena de instituciones de todo el mundo, entre los que destacan Bru Cormand, del Instituto de Biomedicina de la UB (IBUB), el Instituto de Investigación Sant Joan de Déu (IRSJD) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras (CIBERER); Claudio Toma, de la Facultad de Biología de la UB; Roser Corominas, de la Universidad Pompeu Fabra, del CIBERER y del IMIM; Isabel Rueda, del Hospital Universitario Sant Joan de Déu; Amaia Hervás y Silvina Guijarro, del Hospital Universitario Mutua Terrassa, y M.ª Jesús Arranz, directora del laboratorio de investigación de la Fundación Docencia e Investigación Mutua Terrassa.

Dirigida por el experto Jonathan Sebat (Universidad de California – San Diego, Estados Unidos), la nueva investigación representa todo un paso adelante para conocer el complejo mapa genético y molecular del autismo. En ella también participa Craig Venter, un referente internacional en el desciframiento del genoma humano.

¿Qué nos dice la genética sobre el origen del autismo?

Según la Organización Mundial de la Salud, uno de cada 160 niños padece un trastorno del espectro autista (TEA), una enfermedad multifactorial que altera las habilidades comunicativas, el comportamiento social y el lenguaje. Los afectados necesitan una asistencia integrada con la colaboración del sector médico, el educativo, y el social. La gran diversidad clínica y etiológica asociada a las enfermedades del TEA -con un grado de afectación distinto en cada caso- complica la definición de criterios diagnósticos y de prácticas clínicas y asistenciales.

Sus causas son todavía bastante desconocidas. Sin embargo, los avances en genómica y biología molecular indican que tiene una base genética compleja. Un diagnóstico a tiempo es decisivo para iniciar intervenciones psicosociales desde el comienzo de la infancia y potenciar el progreso y el bienestar de las personas afectadas.

Según explica Bru Cormand, “el nuevo trabajo se desmarca de la investigación previamente realizada sobre la genética del autismo porque explora el impacto en el autismo de las variantes genéticas raras heredadas, cuando la mayoría de trabajos anteriores investigan las variantes raras de novo, es decir, mutaciones que aparecen durante la formación de los gametos pero que no están presentes en los progenitores”.

En segundo lugar, el trabajo se centra en las alteraciones estructurales, es decir, en los cambios de segmentos largos de ADN -deleciones, duplicaciones, inserciones o inversiones-, mientras que anteriormente la investigación analizaba sobre todo cambios de un único nucleótido.

“Este tipo de variantes genéticas son especialmente relevantes por su impacto potencial sobre la regulación de la expresión génica. Hay estudios con un número mayor de pacientes, pero el nuevo trabajo aborda una perspectiva innovadora de la genética del autismo que ha exigido un enorme esfuerzo de análisis bioinformático de datos”, añade.

En busca del paisaje genético del espectro autista

En el estudio participan unas 1000 familias, lo que implica a más de 3000 individuos entre afectados, hermanos sanos y progenitores, y a unos 2000 más en el estudio de réplica. Una tercera parte de las familias del estudio inicial participan por primera vez en la investigación y provienen de la muestra clínica REACH, que incluye a afectados del Hospital Universitario Mutua Terrassa, del Hospital Universitario Sant Joan de Déu y de centros clínicos de California (Estados Unidos).

Los demás participantes forman parte de la plataforma Simons Simplex Collection (SSC), un proyecto de la Iniciativa para la Investigación del Autismo de la Fundación Simons (SFARI), creada en Estados Unidos para impulsar la investigación sobre la genética asociada al autismo.

El uso de la técnica de secuenciación del genoma entero (whole-genome sequencing, WGS) ha permitido identificar variantes estructurales que no eran detectables mediante otras técnicas -biochips CGH/SNP o secuenciación del exoma (whole-exome sequencing, WES)- por su reducido tamaño o por su localización en regiones no codificantes.

Una de las contribuciones más significativas del trabajo es la clasificación de regiones funcionales relevantes en el genoma según su intolerancia a presentar variantes estructurales. En los pacientes, en concreto, se han estudiado regiones implicadas en la regulación de la expresión génica (inicios de transcripción, 3′-UTR y promotores del cerebro fetal) en genes que son intolerantes a las variantes estructurales (y que por tanto, cuando las tienen, es con consecuencias muy adversas).

En palabras de la investigadora Roser Corominas (UPF-CIBERER-IMIM), “uno de los principales retos de la técnica WGS es la interpretación de las variantes identificadas”. La experta aclara que el WGS tiene la capacidad de secuenciar todo el genoma, pero que el impacto funcional de la mayoría de las alteraciones identificadas hasta ahora es todavía bastante desconocido: “Para resolver estas incertidumbres, son imprescindibles herramientas bioinformáticas sofisticadas -algunas de las cuales se utilizan en este estudio- y análisis funcionales a gran escala”.

Según los expertos, si se excluyen las variantes estructurales patogénicas conocidas -que representan el 1,9 % de los casos de TEA-, el estudio revela que las variantes estructurales identificadas contribuyen al 11 % de los casos, una cifra importante. De estas, la mitad son mutaciones de novo que afectan a genes concretos, y la otra mitad son mutaciones heredadas que alteran elementos reguladores o genes. Si a estas cifras se suman las mutaciones puntuales raras y las variaciones frecuentes ya conocidas, estamos cada vez más cerca de perfilar el paisaje genético completo del espectro autista, aunque todavía queda bastante camino por recorrer.

¿Herencia materna o paterna? Un rompecabezas complejo

El estudio revela que hay una mayor transmisión paterna de variantes estructurales en regiones reguladoras de la expresión génica que no toleran variaciones. Este resultado -uno de los más inesperados del estudio— va en sentido contrario a lo que se sabía sobre la transmisión de mutaciones que originan proteínas truncadas, un proceso asociado a la predominancia materna.

La idea general de que el riesgo genético transmitido provendría predominantemente de las madres se basa en su menor vulnerabilidad al trastorno. Según el nuevo estudio, los efectos de la herencia paterna o materna en el riesgo genético del autismo son más complejos de lo que se pensaba.

En opinión de Amaia Hervás, coordinadora de los equipos clínicos del estudio del área de Barcelona, y M.ª Jesús Arranz, coordinadora de los trabajos genéticos de Mutua Terrassa, “los resultados de esta investigación ayudan a entender mejor los mecanismos genéticos que contribuyen a la aparición del autismo hereditario, y facilitarán el desarrollo futuro de herramientas de tratamiento farmacológico”.

El esfuerzo para definir con mayor precisión los componentes del paisaje genético del autismo ha dado lugar a un listado de genes que están alterados en los pacientes. Estos nuevos descubrimientos, que dan pistas sobre las grandes funciones del cerebro que están alteradas, también revelan cuáles son los elementos del genoma que podrían ser dianas para desarrollar futuras terapias.

Tal como indican los autores, “la investigación revela que muchas de las alteraciones detectadas en los pacientes tienen un impacto sobre elementos que regulan la expresión de genes. Aunque aún se está lejos de las aplicaciones terapéuticas, esto podría abrir futuras opciones para obtener mejoras clínicas en los pacientes si somos capaces de modular -es decir, aumentar o disminuir- la expresión de determinados genes”.
mayo 13/2018 (agenciasinc.es)

Referencia bibliográfica:

William M. Brandler, Danny Antaki, Madhusudan Gujral, Morgan L. Kleiber, Joe Whitney et al. Paternally inherited cis-regulator ystructural variants are associatedwith autismScience, 19 de abril de 2018,10.1126/science.aan2261

Soluciones matemáticas para perder el miedo a los números

Lun, 05/14/2018 - 05:49

Muchos estudiantes se han sentido alguna vez intimidados por las ‘mates’. Para enseñar a disfrutarlas hay multitud de recursos, desde magia hasta judías pasando por apps. Expertos en didáctica insisten en dos claves para profesores y alumnos: los errores son parte del proceso y resolver problemas de manera mecánica no tiene sentido. Se trata de integrarlas en el día a día y aprender a pensar.

El miedo a las matemáticas es real. Se trata de la asignatura más temida por su nivel de abstracción, incluso en los niveles más bajos. Enfrentarse a las matemáticas provoca ansiedad, sudoración e incluso dolor físico.

La aversión se manifiesta en edades tempranas, “cuando los niños encuentran dificultades a la hora de contar o comparar magnitudes”, explica a Sinc Erin Maloney, profesora de Psicología Cognitiva en la Universidad de Ottawa (Canadá). Esta especialista en problemas de aprendizaje busca que los resultados de sus estudios sobre la ansiedad numérica se apliquen para cambiar las prácticas y políticas educativas.

Las matemáticas son una escalera donde cada peldaño importa. “Sobre los seis años los niños se comparan con los demás y deciden si son buenos en matemáticas. Si concluyen que no lo son, se desilusionan y aprenden peor”, opina el escritor y matemático John Mighton, fundador del programa JUMP Math, diseñado para que los profesores devuelvan la confianza al alumno. Él mismo tuvo problemas con la asignatura cuando era pequeño.

Trabajos recientes apuntan a que este bloqueo es producto de algo más que unas pobres capacidades y tiene mucho que ver con factores psicosociales. Un estudio realizado con 181 estudiantes de primer curso de la Universidad de Western Ontario (Canadá), publicado en 2015 en la revista Frontiers in Psicology, mostraba que la ansiedad por los números depende de la manera en que cada uno integra las matemáticas en su propia personalidad, en su día a día y en su manera de afrontar la vida. 

¿Hay gente de letras y gente de números?

Algunos profesores piensan que dominar las matemáticas es tan solo una cuestión de motivación y ganas. Era el caso de Onofre Monzó, presidente de la Federación Española de Profesores de Matemáticas (FESPM), que tras más de treinta años de docencia ya no está tan seguro: “Es evidente que hay gente con especial capacidad para las matemáticas. Igual que con la predisposición artística”.

Aun así, cometer errores en esta materia no debería ser un problema. “Requiere práctica y es importante que los estudiantes entiendan que equivocarse es parte del proceso de aprendizaje”, añade la profesora Maloney. Es precisamente el miedo al fracaso lo que provoca rechazo en muchos estudiantes. Entonces, ¿por qué se sigue hablando de alumnos malos en ‘mates’?

“Ni la escuela ni las familias aceptan el origen del problema”, afirma Luis Rico, profesor de la didáctica de las matemáticas de la Universidad de Granada. “Cuando un estudiante tiene síntomas de dislexia se buscan estrategias de apoyo, pero el bloqueo intelectual con la aritmética se interpreta erróneamente como una limitación o imposibilidad del alumno” reflexiona el académico. “Quizás lo que le hace falta son recursos, profesores de apoyo o ejercicios”, añade.

Romper el ‘contrato didáctico’

Desde el momento en que entran en clase, tanto los alumnos como el maestro tienen unas expectativas de lo que va a pasar. Este es uno de los problemas de la didáctica actual de las matemáticas, explica a Sinc José Ángel Murcia, matemático y profesor universitario especializado en la formación de docentes.

“Ante un problema, se ha acostumbrado a los estudiantes a identificar los datos, aplicar las operaciones de turno y buscar una sola solución. Pero las matemáticas deberían ser otra cosa”, afirma Murcia. 

Él propone romper el ‘contrato didáctico’ con problemas donde el enunciado miente o los ejercicios tienen varias soluciones, como en la comparación de figuras geométricas. Recoge este tipo de recursos en su blog Tocamates, que, según su propia declaración de intenciones, es “una propuesta para que las matemáticas se palpen, se sientan y se gocen”.

Según el divulgador, hoy en las aulas no se alienta el razonamiento crítico, el pensamiento divergente ni la creatividad. “La aritmética es el bloque que mayor tiempo ocupa en primaria y secundaria, pero es estandarizable y subcontratable a las máquinas. No se potencian otros bloques como medida, geometría y estadística y probabilidad”, lamenta.

Toca, siente y aprende

La propuesta de Murcia no es nueva. Ya en 1979 Stuart Plunkett, de Homerton College, Cambridge (Reino Unido), publicaba un trabajo titulado La descomposición y toda esa porquería en el que analizaba cómo aprendemos a calcular y establecía cuándo las operaciones debían resolverse de cabeza, con lápiz y papel, o con tecnología. “No se le hizo caso. Ya han pasado 40 años”, añade Murcia.

Para aprender tocando, en algunas escuelas de México se ha implementado un sistema de sumas y multiplicaciones basado en la utilización de ramitas, judías y macarrones. Se trata del sistema maya de operaciones matemáticas, con el que niños de entre seis y ocho años consolidan las estructuras elementales de la lógica y el pensamiento abstracto. Al igual que hacían sus antepasados.
mayo 13/2018 (agenciasinc.es)

Desarrollan nuevas pruebas de sangre y orina para diagnosticar autismo en niños

Vie, 05/11/2018 - 05:24

Un equipo internacional de científicos ha desarrollado nuevas pruebas de sangre y orina que buscan daños en las proteínas y que podrían conducir a una detección más temprana de los trastornos del espectro autista (TEA) en niños.

Los investigadores seleccionaron 29 niños y 9 niñas diagnosticados con TEA y un grupo control de 23 niños y 8 niñas sanos, con edades entre 5 y 12 años, les tomaron muestras de sangre y orina y descubrieron que había diferencias químicas entre ambos grupos.

Los autores encontraron un vínculo entre el TEA y el daño a las proteínas en el plasma sanguíneo por oxidación y glicación, procesos en los que las especies reactivas del oxígeno y las moléculas de azúcar modifican espontáneamente las proteínas.

La prueba más fiable que desarrollaron fue examinar proteínas en el plasma sanguíneo donde, cuando se probaron, los niños con TEA tenían niveles más altos del marcador de oxidación ditirosina y ciertos compuestos modificados con azúcar, los denominados «productos finales de glicación avanzada».
La investigación confirmó la creencia anterior de que las mutaciones de los transportadores de aminoácidos son una variante genética asociada con TEA. El estudio se publica en Mol Autism 2018.
mayo 10/2018 (neurologia.com)

Relacionan el funcionamiento sensorial atípico de niños autistas con el estrés materno

Mar, 05/08/2018 - 05:40

Un grupo de investigación ha realizado un estudio sobre las respuestas a estímulos sensoriales en niños con trastorno del espectro del autismo (TEA) y su relación con problemas de conducta y funcionamiento adaptativo, y con el estrés de las madres.


El estudio se realizó sobre una muestra de 45 niños con TEA, de 3 a 14 años, de los cuales un 86,7 % presentaban un funcionamiento sensorial atípico. En estas personas, estímulos táctiles u olfativos intensos pueden parecer como no percibidos, o al contrario, un sonido o un olor sutil puede provocarles un fuerte malestar.

Según los autores, mientras que la relación con problemas de conducta parece clara, no se encuentra relación con funcionamiento adaptativo. Los problemas de conducta en los hijos se han relacionado fuertemente con el estrés materno, pero no se ha estudiado apenas el efecto que puede estar teniendo en el estrés de la madre el perfil de funcionamiento sensorial de los hijos con TEA.

El estudio permitió establecer que existe un determinado subtipo de funcionamiento sensorial que predice la presencia de estrés en las madres en mayor medida que los problemas de conducta. En concreto, las madres de los niños que mostraban un umbral sensorial bajo, es decir, que respondían a estímulos de baja intensidad y lo hacían tratando de evitar estos estímulos, eran las que sufrían un mayor nivel de estrés. El estudio fue publicado por J Intellect Disabil Res 2017.
mayo 7/2018 (neurologia.com)

Niños con un traumatismo craneoencefálico grave podrían desarrollar síntomas de TDAH

Mar, 05/08/2018 - 05:33

Los niños pequeños que sufren un traumatismo craneoencefálico (TCE) grave podrían mostrar problemas de atención a medida que crecen. Así, un nuevo estudio informa que niños que sufrieron un TCE grave hacia los 3-7 años de edad tenían más probabilidades de haber desarrollado un trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) al ingresar en la educación secundaria.


Con el fin de comprobar si habían desarrollado síntomas de TDAH en la educación secundaria, los investigadores siguieron durante una media de siete años a 81 niños que fueron hospitalizados al menos durante una noche por un TCE, y los compararon con un grupo control de 106 niños que habían sido hospitalizados más o menos al mismo tiempo por una lesión ortopédica.

Del total de 187 niños (edad media: 5,1 ± 1,1 años; 57,8 % varones), al final del seguimiento los investigadores diagnosticaron síntomas de TDAH a 48 (25,7 %). Los niños que habían sufrido los TCE más graves tenían 3,6 veces más probabilidades de desarrollar TDAH, en comparación con el grupo control (hazard ratio: 3,62; IC 95 %: 1,59-8,26). Los niños con un TCE leve o moderado no diferían significativamente respecto del grupo control. El estudio fue publicado por JAMA Pediatr 2018.
mayo 7/2018 (neurologia.com)

Efectos adversos de dieta cetogénica suelen ser difíciles de interpretar

Mié, 05/02/2018 - 05:01

La dieta cetogénica es una terapia no farmacológica que se ha usado como alternativa para el tratamiento de la epilepsia refractaria desde 1921.

Es una dieta alta en grasas y baja en hidratos de carbono, que se utiliza en el tratamiento de la epilepsia refractaria pediátrica, efectiva en alrededor del 50 % de los pacientes que la inician. Se trata de un plan alimentario desequilibrado tanto en macro como en micronutrientes, que puede causar déficits nutricionales en energía, proteínas, minerales y vitaminas, y exceso de lípidos, con riesgo de ocasionar efectos secundarios no deseados tanto en el inicio del tratamiento como de forma tardía.

Por este motivo, un estudio ha revisado los efectos adversos más frecuentes que se presentan, de forma aguda o tardíamente, en el tratamiento con dieta cetogénica de la epilepsia pediátrica refractaria. Algunos efectos adversos son de difícil interpretación y pueden manifestarse afectando a diferentes niveles el organismo, poniendo en duda si son secundarios a la dieta, a la medicación antiepiléptica o a intercurrencias del propio paciente. Es importante seguir el protocolo de frecuencia de estudios y evaluaciones para detectar y prevenir estos efectos, y se recomienda realizar controles al mes del comienzo de la dieta cetogénica, cada tres meses durante el primer año y cada seis meses los siguientes años de tratamiento.

En el caso de presentarse situaciones difíciles de solucionar o empeoramiento de la evolución clínico-nutricional, metabólica o neurológica del paciente, se recomienda realizar interconsulta o derivación a centros más especializados. El estudio fue publicado en Rev Neurol 2018.
mayo 1/2018 (neurologia.com)

Adolescentes con un trastorno mental son más propensos a depender de los analgésicos

Mié, 05/02/2018 - 05:00

Los adolescentes con cualquier problema de salud mental muestran una mayor propensión a depender de los analgésicos tras serles recetado un opioide.

Las probabilidades pueden multiplicarse por dos o por tres dependiendo del diagnóstico y de los otros fármacos recetados para tratar su trastorno.

Los investigadores analizaron datos de 1 224 520 adolescentes de 14-18 años, sin diagnóstico de cáncer, con una mediana de edad de 17 años en el momento de la primera receta de opioides. Comprobaron si el adolescente tenía un diagnóstico anterior de trastorno mental, incluyendo ansiedad, trastornos del estado de ánimo, trastorno por déficit de atención/hiperactividad, psicosis, trastornos del sueño o problemas de abuso de sustancias. Entonces, observaron la receta inicial anterior para ver si esos adolescentes eran más propensos a acabar tomando opioides a largo plazo.

En general, 3 de cada 1000 adolescentes a quienes recetaron opioides acabaron tomándolos a largo plazo, pero las cifras fueron constantemente más altas para los adolescentes que se enfrentaban a trastornos mentales: 7 de cada 1000 adolescentes con esquizofrenia, 8 de cada 1000 con trastornos de ansiedad, 9 de cada 1000 con depresión, 10 de cada 1000 con trastorno bipolar y 11 de cada 1000 con trastornos del sueño.

Los jóvenes que ya tomaban un fármaco psicoactivo para su problema de salud mental eran incluso más propensos a acabar tomando opioides a largo plazo. Por ejemplo, las probabilidades aumentaron más entre los adolescentes con ansiedad que tomaban benzodiacepinas, entre los jóvenes con trastornos del estado de ánimo que tomaban un inhibidor selectivo de la recaptación de noradrenalina, y los que tomaban antipsicóticos para la esquizofrenia. El estudio fue publicado en JAMA Pediatr 2018.
mayo 1/2018 (neurologia.com)

Evidencian anomalías cerebrales en preescolares con TDAH

Mar, 05/01/2018 - 05:02

Investigadores estadounidenses han puesto en evidencia que los niños pequeños con trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) tienen unas regiones cerebrales, cruciales para el control de la conducta, con un tamaño más pequeño del normal.

En concreto, se observaba un volumen cerebral significativamente más reducido en el lóbulo frontal, temporal y parietal.

Los científicos llegaron a esta conclusión tras someter a imágenes de resonancia magnética de alta resolución a 90 niños de 4 y 5 años de edad, un 64,4 % de ellos de sexo masculino: 52 con TDAH y 38 controles.

Estudios previos sobre el desarrollo del cerebro en niños con TDAH se han centrado en niños de edad escolar, aunque los síntomas del TDAH con frecuencia aparecen en un momento temprano de los años preescolares. Al identificar a los niños con TDAH en un momento más cercano a cuando empiezan a presentarse los síntomas, este estudio mejora la comprensión de los mecanismos cerebrales asociados con el inicio de la afección. El estudio lo publica J Int Neuropsychol Soc 2018.
abril 30/2018 (neurologia.com)

Aumento del autismo en Estados Unidos es un problema “urgente”

Lun, 04/30/2018 - 05:50

La tasa de autismo en Estados Unidos aumentó a uno de cada 59 niños, frente a las estimaciones previas de uno cada 68, dijo el recientemente un informe gubernamental.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) calificaron este trastorno del neurodesarrollo como un ‘problema urgente de salud pública’ y dijeron que el cambio representa un repunte de entre 1,5 % y 1,7 % de niños.

Las últimas cifras son ‘amplias y sorprendentes’, dijo Walter Zahorodny, profesor asociado de pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Rutgers, quien dirigió la parte del estudio de Nueva Jersey.

La prevalencia del autismo en Estados Unidos era solo de uno en 5000 en 1975, y ha ido creciendo constantemente en los últimos años, incrementándose un 150 % desde 2000, agregaron los CDC.

Para los investigadores sigue siendo una incógnita qué causa el autismo o por qué parece estar en aumento.

En 2014, los CDC dijeron que uno de cada 68 niños en Estados Unidos tenía autismo, una tasa que el organismo gubernamental dijo que parecía mantenerse estable en 2016.

‘Ahora está claro que lo que vimos en 2016 fue solo una pausa en el camino’, dijo Zahorodny.

El informe sostuvo que parte del cambio en la prevalencia en los últimos años ‘podría deberse a una mejor identificación del autismo en poblaciones minoritarias, aunque es más probable que se identifique el autismo en niños blancos que en niños negros o hispanos’.

El autismo también es aproximadamente cuatro veces más común en niños que en niñas.

El autismo está relacionado con ciertos factores de riesgo como el nacimiento de padres mayores de 30 años, una enfermedad materna durante el embarazo, mutaciones genéticas, el nacimiento antes de las 37 semanas de gestación y partos múltiples.

‘Estas son influencias reales que están ejerciendo un efecto, pero no son suficientes para explicar la alta tasa de prevalencia del autismo’, dijo Zahorodny.

‘Todavía hay riesgos ambientales indefinidos que contribuyen a este aumento significativo, factores que podrían afectar a un niño en su desarrollo en el útero o relacionados con complicaciones en el nacimiento o en el periodo neonatal. Necesitamos más investigación sobre desencadenantes no genéticos para el autismo’, afirmó.

Las personas con autismo pueden mostrar una variedad de síntomas que incluyen movimientos repetitivos, dificultad para comunicarse y malestar en situaciones sociales. Algunas se destacan en habilidades no verbales como las matemáticas.

Los estados incluidos en la investigación fueron Arizona, Arkansas, Colorado, Georgia, Nueva Jersey, Maryland, Minnesota, Missouri, Carolina del Norte, Tennessee y Wisconsin.

Nueva Jersey tenía casi el doble de la tasa nacional, con un 2,9 % o uno de cada 34 niños. La tasa más baja fue en Arkansas, con uno de cada 76 niños afectados.

Los datos del informe provienen de registros de salud y educación especial de 325 483 niños que tenían ocho años en 2014. Si bien las cifras, que provienen de la Red de Monitoreo de Autismo y Discapacidades del Desarrollo (ADDM), no son representativas de toda la nación, pero los expertos en salud las consideran un buen punto de referencia de la tasa de autismo en Estados Unidos.

abril 29/ 2018  (AFP) –

 

Inmunoterapia, el único tratamiento que modifica el curso de la alergia

Sáb, 04/28/2018 - 05:30

Las enfermedades alérgicas afectan actualmente al 25-30 % de la población, y se prevé que dentro de veinte años estas cifras se dupliquen, según los datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

En este contexto, el doctor Antonio Valero, responsable del Servicio de Alergia del Hospital Quirónsalud Barcelona, jefe de la sección de Alergología del Hospital Clínic de Barcelona y presidente electo de la SEAIC, afirma que la inmunoterapia es el único tratamiento que puede modificar realmente el avance de las enfermedades alérgicas.

La enfermedad alérgica respiratoria es una dolencia subclínica que se suele manifestar en nariz (rinitis), en ojos (conjuntivitis) y en pulmón (asma). La mayor parte de los pacientes con enfermedad alérgica respiratoria tiene rinitis, al ser el primer órgano que se enfrenta al aire que contiene el alérgeno. Entre un 60 % y un 80 % desarrolla también conjuntivitis, y entre un 20 % y un 50 %, dependiendo del alérgeno y de la zona, puede desarrollar asma, prosigue Valero.

La historia natural de esta enfermedad no se modifica con el tratamiento sintomático, y, por lo tanto, la única estrategia terapéutica que puede modificar realmente el avance de la dolencia es la inmunoterapia específica con alérgeno. En palabras del doctor, la inmunoterapia hace que en muchos pacientes desaparezcan los síntomas, y que en otro gran porcentaje disminuyan, al igual que su intensidad. Por este motivo, podemos afirmar que la inmunoterapia es el único tratamiento que modifica la historia natural de la enfermedad.

En los últimos 20 años, la inmunoterapia específica con alérgenos ha mejorado sustancialmente en cuanto a eficacia y seguridad: Actualmente, este tipo de tratamientos no solo son cada vez más eficaces, -indica el presidente electo de la SEAIC- sino que se toleran mejor, son muy seguros y permiten que los pacientes con alergias respiratorias mejoren su calidad de vida y, por lo tanto, su aceptación social en el ámbito escolar y laboral.

El abordaje de la enfermedad y el apoyo para el tratamiento son claves precisamente por el alto impacto que las enfermedades alérgicas provocan a nivel social y en la vida de los pacientes. En este sentido, y coincidiendo con la Semana Mundial de la Alergia, que se celebra entre el día 23 de abril y el domingo 29 de abril, el Dr. Valero afirma que la Alergología es actualmente la única especialidad en España considerada y preparada para abordar integralmente el tratamiento de las enfermedades alérgicas: Existen otras especialidades que intervienen, como son la Neumología, la Otorrinolaringología, la Dermatología, la Gastroenterología, la Pediatría y, por supuesto, la Inmunología, lo que hace que se deban formar unidades multidisciplinares para atender a los pacientes con alergias complejas.

En este contexto, todavía deben analizarse y revisarse muchos aspectos para evitar que la calidad de vida de los pacientes se vea afectada y, en consecuencia, aumente el impacto social y económico provocado por las enfermedades alérgicas. En palabras del doctor, más que mejorar el absentismo laboral, debemos evitar el `presentismo´, es decir, cuando la enfermedad no es tan grave como para ausentarse del trabajo, pero sí implica que el rendimiento durante el horario laboral sea menor”. Y continúa: “Las administraciones deben tener en cuenta que existe un porcentaje muy alto de personas afectadas por lo que las Organización Mundial de la Salud (OMS) define como una de las epidemias del siglo XXI, y que se debe actuar con los recursos humanos y económicos necesarios, estructurándolos para atender a esta población afectada.
abril 27/2018 (immedicohospitalario.es)