Noticias

Distribuir contenido
Editora principal - Especialista en Información | Dpto. Fuentes y Servicios de Información, Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Ministerio de Salud Pública | Calle 27 No. 110 e M y N. Plaza de la Revolución, Ciudad de La Habana, CP 10 400 Cuba | Telefs: (537) 8383316 al 20, Horario de atención: lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 4:30 p.m.
Actualizado: hace 21 horas 24 mins

Un niño recibe el alta tras ser trasplantado de seis órganos

Vie, 05/29/2020 - 04:01

Un niño de Barcelona ha recibido el alta médica tras ser trasplantado de seis órganos en el Hospital La Paz de Madrid. Después de casi tres años conectado 18 horas al día a máquinas de alimentación parenteral para poder vivir, Víctor recibió el trasplante en los últimos días del mes febrero, tras estar en lista de espera casi tres años.

Su madre llevaba veintisiete semanas embarazada cuando les dijeron que algo iba mal. “Tras una ecografía rutinaria me dijeron que el niño venía con gastrosquisis”. Viajaron a Madrid, al único hospital de referencia nacional especializado en fallo intestinal. Necesitaba un trasplante multivisceral y, hasta que llegase, tenía que vivir conectado a una máquina de nutrición parenteral y alimentarse a través de un catéter durante 18 horas al día. En la operación, le cambiaron estómago, hígado, duodeno, intestino delgado, segmento de colon y páncreas.

Su postoperatorio ha coincidido con a COVID-19. “Me he pasado casi los dos últimos meses encerrado en una habitación de la casa de acogida de la asociación de pacientes NUPA, con otra familia y su hijo en fase de recuperación, cuidado muchísimo el contacto”, narra su padre. Se sometió a las pruebas del COVID-19 en varias ocasiones a varios los niños de la planta. Si alguno daba positivo se lo llevaban a otra zona del hospital.

El niño se despidió del hospital con un homenaje de los enfermeros y los médicos que les han atendido en este tiempo. “Para el equipo médico, realizar un trasplante multivisceral en un niño cuya única esperanza es que le llegue ese injerto, es siempre motivo de alegría. Que este tenga lugar tras más de dos años y medio en lista, y justo al inicio de esta crisis sanitaria, es una sensación ambivalente. Por una parte, la permanente sensación de esperanza de que el proceso sea el inicio de una nueva vida, por otro la inquietud de que el procedimiento, ya de por sí complejo y arriesgado, se complique aún más por la aparición de esta emergencia infecciosa“, explica Esther Ramos, jefa de la Unidad de Trasplante Intestinal de La Paz.

Trasplantes durante la pandemia de coronavirus

La directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, también ha celebrado la noticia. “Los equipos de trasplante de los hospitales y la ONT están centrando al máximo sus esfuerzos en los enfermos que se encuentran en situación de urgencia, que no pueden esperar más, y en aquellos enfermos que tienen enormes dificultades para trasplantarse, como sucede con los niños como Víctor”, ha comentado.

“El descenso se mantendrá durante la epidemia, pero quiero mandar un mensaje de esperanza para los enfermos en lista de espera. Hacemos todo lo posible para ser capaces de atender a los que están en mayor gravedad, tratando de solventar todos los obstáculos y dificultades. Una vez superemos la crisis, que espero que sea pronto, todo volverá a la normalidad y recuperaremos la extraordinaria actividad de donación y trasplante que caracteriza a España, que tiene que ver con el excelente trabajo de nuestros coordinadores y equipos de trasplante, así como con la enorme solidaridad de la ciudadanía española”, ha dicho.

mayo 28/2020 (Redacción médica)

El aislamiento social afecta al bienestar de humanos y de otros mamíferos

Mar, 05/26/2020 - 04:06

El SARS-CoV-2 nos ha obligado a distanciarnos. Según una revisión de estudios realizados en animales, desde monos hasta ratones, la ausencia prolongada de interacción social puede no solo perjudicar la salud mental, sino también aumentar el riesgo de mortalidad.

El entorno social en cualquier momento de nuestra vida condiciona nuestras experiencias vitales y también nuestra salud. Esta influencia no es exclusiva del ser humano. En el reino animal, decenas de especies comparten la necesidad de interacción social para sobrevivir.

En un estudio publicado en la revista Science, un equipo internacional de científicos ha querido comprobar cómo afecta a la salud y al riesgo de mortalidad el distanciamiento social, y para ello ha revisado la literatura científica sobre estos factores sociales en el bienestar de otros mamíferos, desde roedores, delfines, caballos hasta primates no humanos.

“Los humanos somos animales sociales, por lo que para comprender cómo nuestros entornos sociales afectan a nuestra salud,  podemos mirar a otros animales con los que compartimos una historia evolutiva”, explica a SINC Noah Snyder-Mackler, autor principal del trabajo e investigador en el Centro de Evolución y Medicina de la Universidad del Estado de Arizona de Estaos Unidos.

Los investigadores decidieron centrarse en los estudios sobre animales porque la sociedad humana actual ha introducido otros factores sociales que influyen en la salud, como son el acceso a la atención médica y el cuidado de la alimentación. “Estas variables en realidad dificultan la identificación de si la adversidad social causa mala salud y de qué manera”, añade el científico.

Cómo afecta a la salud el aislamiento 

El estudio revela que las relaciones e interacciones sociales pueden alterar la fisiología animal, el riesgo de enfermedad y la esperanza de vida, y confirma que el aislamiento social está asociado con un mayor riesgo de mortalidad, como ya se había demostrado en estudios en humanos. De hecho, esta fue una de las razones que empujó al Reino Unido a crear en 2018 una estrategia contra la soledad.

En la pandemia, los efectos negativos de la cuarentena serán superados por el impacto positivo que tiene la disminución de las infecciones

“Sabíamos que uno de los indicadores más fuertes de todas las causas de mortalidad, incluso por encima de beber y fumar, es estar socialmente aislado”, corrobora Snyder-Mackler. Con su estudio, el investigador demuestra que este vínculo entre el aislamiento social y la mortalidad se encuentra en todo el reino animal de manera “sorprendentemente” similar.

“Los animales que están menos conectados socialmente tienden a vivir vidas más cortas en todos los ámbitos”, apunta el científico, que junto a sus compañeros trató de entender la razón. “Una hipótesis es que estar conectado socialmente significa tener un entorno más predecible y menos estresante. Y sabemos que el estrés puede afectar negativamente al sistema inmunitario”, recalca a SINC.

Estos resultados coinciden con las actuales medidas de distanciamiento social para evitar la propagación de contagios por SARS-CoV-2. “No quiero deducir que este distanciamiento social vaya a afectar drásticamente la salud y la supervivencia, pero ciertamente está afectando a la salud mental”, dice el científico.

Sin embargo, los investigadores consideran que, en este caso, los efectos negativos de la cuarentena serán superados por el impacto positivo que tiene la disminución de las infecciones. El equipo también recomienda mantenerse conectado.

Aunque no se pueda estar físicamente con amigos y familiares, se puede hacer virtualmente. Llame a sus abuelos, haga videollamadas a su familia, envíe mensajes a sus amigos. Estas conexiones están profundamente arraigadas en nuestra historia evolutiva y pueden protegernos de las consecuencias negativas para la salud provocadas por tiempos inciertos, concluye Snyder-Mackler.

mayo 25/2020 (SINC)

Referencia: 

Snyder-Mackler N. et al. “Social determinants of health and survival in humans and other animals” Science 21 de mayo de 2020

Hospitales de Nueva York inician análisis genéticos de niños con COVID-19

Lun, 05/25/2020 - 04:06

Los hospitales de Nueva York van a iniciar análisis genéticos en niños con COVID-19 tras registrar la muerte de, al menos, dos niños y de un joven y la hospitalización de 161 menores con una dolencia inflamatoria relacionada con el coronavirus. El objetivo es averiguar si comparten alguna variación genética.

Como informa el New York Times, además de muestras de sangre, los centros han recogido tejidos de uno de los tres fallecidos, de 5, 7 y 18 años de edad, que han sido enviados a un laboratorio del sistema de salud pública para ser analizados en profundidad.

Un equipo de más de treinta profesionales (epidemiólogos, médicos clínicos y estadísticos) revisan miles de páginas de informes médicos en un esfuerzo para investigar la rara enfermedad que ha afectado a más de 160 niños de la región y que cursa con inflamación del corazón, vasos sanguíneos, tractos gastrointestinales y otros órganos. Se piensa que podría estar causado por una reacción al coronavirus.

Saltaron las alarmas

Los primeros casos del nuevo síndrome empezaron a llamar la atención de los médicos a finales de abril y principios de mayo, un mes después del pico del coronavirus en Nueva York. Casi de forma inmediata, los médicos notaron que algunos pacientes tenían unos síntomas muy parecidos a la enfermedad de Kawasaki, que también lleva a la inflamación de los vasos sanguíneos y cuyos síntomas van desde rojez de los globos oculares a arterias coronarias dañadas, que pueden desembocar en ataques de corazón o aneurismas.

Sin embargo, eran pocos los niños con la enfermedad de Kawasaki que acababan en cuidados intensivos o con necesidad de soporte vital, mientras que las víctimas del nuevo síndrome sí.

mayo 23/2020 (Diario Médico) 

Niños con COVID-19 podrían tener infecciosidad menor que adultos: estudio Reino Unido

Dom, 05/24/2020 - 04:03

 

Los niños tienen síntomas más leves de COVID-19 que los adultos y el análisis de la evidencia sugiere que también pueden tener menor susceptibilidad e infecciosidad que los adultos, dijeron científicos que están asesorando al gobierno británico.

Mientras las personas en Europa y Estados Unidos comienzan a regresar al trabajo tras los bloqueos impuestos para frenar la propagación del SARS-CoV-2, los líderes mundiales buscan resolver cuándo es segura la reanudación de las actividades académicas de niños y estudiantes en general.

Advirtiendo que hay una falta significativa de evidencia de alta calidad en los menores, los científicos concluyeron en un documento presentado al gobierno británico que: Hubo cierta evidencia de que los niños tenían síntomas más leves que los adultos, pero esa evidencia sobre la susceptibilidad y la transmisión todavía era poco clara.

En otro documento presentado al gobierno, los científicos dijeron que la evidencia no es concluyente sobre la susceptibilidad y la infectividad de los niños, pero el balance de la evidencia sugiere que ambos pueden ser más bajos que en adultos.

En un tercer documento, con fecha del 29 de abril, el profesor Russell Viner del University College de Londres y la doctora Rosalind Eggo de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres escribieron que los datos clínicos de Reino Unido confirmaron que los menores tienen notablemente menos enfermedad sintomática y de menor gravedad que los adultos.

La evidencia no es concluyente tanto sobre la susceptibilidad como la transmisibilidad de los niños, pero el balance de la evidencia que sugiere que ambos pueden ser inferiores, afirmaron Viner y Eggo.

Los estudios serológicos están comenzando a estar disponibles en el historial de infección infantil y algunos sugieren tasas bajas de infección, indicaron. Deben interpretarse con precaución.

Hay evidencia limitada sobre la transmisión de los niños, y algunos se inclinan hacia una transmisión más baja de los niños.

mayo 23/2020 (Reuters) -Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

La Organización Mundial de la Salud investiga el síndrome inflamatorio multisistémico en niños con COVID-19

Jue, 05/21/2020 - 04:06

Un grupo de expertos internacional ayudará a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a dilucidar la conexión entre un raro cuadro inflamatorio y el coronavirus SARS-CoV-2.

Más de cuatro millones de personas han sido diagnosticadas con la COVID-19 en todo el mundo, de las que al menos 285 000 han muerto.

Durante estos meses de pandemia, se ha constatado un impacto de la infección relativamente benigno en niños y adolescentes; las personas infectadas menores de 18 años no superan al 2 % del total de contagiados, según diversas series de pacientes publicadas, incluida una en España.

Aún no hay suficientes datos científicos que expliquen si es la existencia de enfermedades de base las que explican que también haya pacientes pediátricos con una COVID-19 grave. Un estudio llevado a cabo por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta que incluía a 345 niños hospitalizados por la COVID-19 reveló que un 23 % los niños tenían de base enfermedades respiratorias (incluida asma), patología cardiovascular y algún tipo de inmunodepresión.

Sin embargo, recientemente, médicos en diferentes países en Europa y en Estados Unidos han advertido sobre casos de niños y adolescentes que requieren ingreso a unidades de cuidados intensivos con una enfermedad inflamatoria multisistémica que comparte ciertas características con las de la enfermedad de Kawasaki y del síndrome de shock tóxico.

Las hipótesis iniciales son que este síndrome puede estar relacionado con la COVID-19. Los niños han sido tratados con tratamiento antiinflamatorio, que incluye inmunoglobulina parenteral y esteroides.

Los pacientes afectados (muy escasos) presentan la enfermedad aguda acompañada de un síndrome hiperinflamatorio, que conduce a fallo multiorgánico y shock.

El goteo de pacientes pediátricos con este síndrome procede de varios países. En Europa, los intensivistas pediátricos del Reino Unido publicaron una alerta; según informaron, algunos de estos pacientes presentaban la infección por el SARS-CoV-2 y otros no.

Ayer, en Francia falleció un niño de nueve años positivo para el virus causante de la COVID-19, con síntomas compatibles con la enfermedad de Kawasaki. Previamente, se registraron las muertes de otros tres menores con síntomas parecidos en Nueva York y en Londres.

“Existe la hipótesis de que este shock tóxico o enfermedad de Kawasaki pueda estar relacionado con la COVID-19, y es urgente caracterizar este síndrome para entender sus causas y efectos”, subrayó en la rueda de prensa el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La OMS, si bien mantiene que la incidencia de este cuadro  inflamatorio multisistémico es anecdótica, ha solicitado a centros médicos de todo el mundo que investiguen esa conexión.

La organización ha formado un grupo de trabajo sobre el síndrome con expertos internacionales, entre los que se encuentra Pablo Rojo, de la Unidad de Enfermedad Infecciosa Pediátrica del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

“Existe una necesidad urgente de recopilar datos estandarizados que describan las presentaciones clínicas, la gravedad, los resultados y la epidemiología”, informa la OMS.

Para ello, ha desarrollado una definición de caso preliminar y un formulario de informe de caso de este tipo patología.

“La definición de caso preliminar refleja las características clínicas y de laboratorio observadas en niños informados hasta la fecha, y sirve para identificar casos sospechosos o confirmados con el fin de proporcionar tratamiento y para informes y vigilancia provisionales. La definición del caso se revisará a medida que haya más datos disponibles”.

Definición preliminar de caso

La definición preliminar de caso propuesta por la OMS incluye los siguientes criterios:

-Niños y adolescentes de 0 a 19 años con fiebre de al menos tres días y dos de los siguientes síntomas:

a) Rash o conjuntivitis no purulenta bilateral o inflamación muco-cutánea (bucal, en manos o pies).

b) Hipotensión o shock.

c) Signos de disfunción miocárdica, pericarditis, valvulitis o anomalías coronarias (incluidos hallazgos ecográficos o elevación de la troponina o de NT-proBNP).

d) Evidencia de coagulopatía (PT, PTT, dímero D).

e) Alteraciones gastrointestinales agudas (diarrea, vómitos o dolor abdominal).

-Y marcadores elevados de inflamación (ESR, proteína C reactiva, procalcitonina).

-Y que no haya otra causa microbiana obvia de inflamación, incluida la sepsis bacteriana, síndromes de shock por estafilococo o estreptococo.

-Y evidencia de COVID-19 por una prueba (por RT-PCR, test de antígeno o serológico) o por contacto probable con personas infectadas.

mayo 20/2020 (Diario Médico

 

Investigadores españoles evidencian que el cerebro engaña a la hora de tomar decisiones

Mar, 05/19/2020 - 04:05

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha puesto de manifiesto que el cerebro se enfrenta diariamente a la toma de múltiples decisiones y, ante esa tesitura, no siempre opta por la solución correcta o por aquella que finalmente hubiese resultado ‘más adecuada’.

Y es que, aunque se sabe que la mayor parte de nuestras decisiones se adoptan desde la parte inconsciente del cerebro, se conoce muy poco de cuál es su funcionamiento. Lo que los expertos sí tienen claro es que si se producen errores de forma repetitiva en la toma de decisiones se pueden establecer relaciones de causa efecto en el modo de actuar de las conexiones neuronales y tratar de averiguar qué es lo que lleva a ese error.

La clave está en comprender que, cuando nos comportamos de un modo irracional en la toma de decisiones, también lo hacemos, en cierto modo, de forma aprendida o predecible y tratar de identificar estos patrones de comportamiento, ha explicado el experto del Departamento de Ingeniería de Organización, Administración de Empresas y Estadística de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la UPM, Carlos Rodríguez Monroy.

Por ello, los investigadores de la UPM se han propuesto identificar los procesos empleados en el momento de decidir. El cerebro utiliza patrones y conductas aprendidas que consideramos como atajos o pequeñas trampas a la hora de tomar las decisiones y que son las que llevan a que, a veces, nos equivoquemos. Conocerlas podría ayudarnos a modificarlas y mejorar nuestros procesos de toma de decisión, ha detallado el doctorando de la ETSI Industriales y firmante también de este trabajo que forma parte de su tesis, José Luis Portela.

El primer paso para entender cómo funciona el cerebro a la hora de decidir es tener en cuenta que las conexiones neuronales que se establecen dentro del mismo consumen una gran cantidad de energía y que el ahorro de dicha energía es uno de los objetivos básicos del organismo.

Tomar una decisión requiere hacer varios cálculos. El cerebro siempre trata de ahorrar la máxima energía y la manera en la que lo hace es restringiendo el número de conexiones neuronales necesarias para desempeñar con éxito una tarea, cualquiera que sea. Para ello, crea patrones aprendidos de conducta que ayudan a nuestro organismo a actuar de manera más eficiente desde el punto de vista energético, ya que las conexiones ya aprendidas implican un menor gasto, ha aseverado Portela.

El problema, tal y como ha destacado, se presenta porque a la hora de hacer frente a una nueva decisión, el cerebro tratará de resolverla mediante ese patrón de ahorro energético, a través de conductas ya aprendidas, salvo que nos esforcemos específicamente en razonar y crear un nuevo comportamiento. Si no lo hacemos así, el cerebro se basa solo en los recuerdos de decisiones pasadas, han concretado.

En estos patrones aprendidos hay tres máximas que se repiten de manera constante: la tendencia de nuestro cerebro a evitar las pérdidas y minimizar los riesgos, la atribución subjetiva de valor a las personas y las situaciones y lo que se denomina la base diagnóstica, o lo que es lo mismo, nuestra ‘ceguera‘ ante cualquier evidencia que contradiga nuestra valoración inicial de las personas o las situaciones.

mayo/2020 (Europa Press). Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Mejorada la respuesta inmunitaria contra el virus respiratorio sincitial

Mar, 05/19/2020 - 04:01

La revista Science publica una investigación, con participación española, sobre un nuevo método para obtener antígenos capaces de generar anticuerpos más potentes contra el virus respiratorio sincitial, que causa infecciones de los pulmones y en el aparato respiratorio. Su prevalencia es muy alta: la mayoría de los niños ya han sido infectados cuando rondan los 2 años.

Una investigación internacional, en la que participa el Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha desarrollado una nueva vía para potenciar la respuesta inmunitaria frente al virus respiratorio sincitial (VRS), basada en la generación de antígenos que mejoran la labor de los anticuerpos.

El estudio, publicado en la revista Science, se ha llevado a cabo en ratones y primates y supone una nueva oportunidad para mejorar el desarrollo de vacunas. Los autores han desarrollado antígenos derivados de la proteína F del VRS que inducen anticuerpos frente a los puntos más vulnerables del virus, lo que provoca una respuesta inmunitaria más efectiva.

El trabajo se centra en un nuevo método computacional para el diseño de proteínas denominadas TopoBuilder, que permite la obtención de antígenos capaces de generar anticuerpos más potentes

Según explican Vicente Mas y Teresa Delgado, del CNM, el trabajo se centra en el desarrollo de un nuevo método computacional para el diseño de proteínas denominadas TopoBuilder, que permite la obtención de antígenos capaces de generar anticuerpos más potentes en la lucha contra diferentes virus, entre ellos el VRS.

Este hallazgo “pone de manifiesto la viabilidad de la herramienta Topobuilder para el desarrollo de miniinmunógenos que preservan la estructura compleja de epítopos , la secuencia a la que se unen los anticuerpos, críticos en la respuesta inmunitaria”, añaden Mas y Delgado.

Por el momento no se dispone de vacuna contra el VRS, que si bien produce una infección respiratoria generalmente leve en adultos, puede derivar en complicaciones graves como bronquiolitis y neumonía en bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y personas inmunodeprimidas y con enfermedades crónicas. Cuenta con una alta prevalencia, ya que la mayoría de los niños ya han sido infectados a los 2 años.

Conseguir anticuerpos más potentes

Para que una vacuna sea efectiva, debe provocar una respuesta defensiva que genere anticuerpos contra el patógeno invasor. La sustancia que se introduce en el organismo para desencadenar esa respuesta se denomina antígeno, y está compuesto por una serie de epítopos, las porciones reconocidas por los anticuerpos que combaten al virus.

Aquí es donde entra en juego la nueva herramienta TopoBuilder, que permite diseñar antígenos que contienen epítopos de estructura compleja para que actúen como la diana de los anticuerpos más potentes, optimizando la efectividad de la respuesta inmunitaria contra el virus.

“La experiencia con VRS y otros virus nos dice que un mayor conocimiento de las estructuras que adoptan las proteínas de los virus y su preservación en los diferentes prototipos de vacunas son cruciales para obtener una respuesta inmunitaria eficaz”, apuntan los expertos del ISCIII.

En las pruebas de vacunación realizadas en animales, la combinación de antígenos derivados de la proteína F, generó una respuesta inmunitaria muy focalizada y efectiva capaz de combatir el virus

Las técnicas proteómicas han generado muchas proteínas de diseño en los últimos años, pero la mayoría carece de la función biológica necesaria para que sean efectivas.

Además, los métodos computacionales y bioinformáticos actuales no han perfeccionado aún la generación de moléculas que imiten la complejidad de las estructuras que adoptan las proteínas de numerosos virus, lo que resulta necesario para combatirlos con una adecuada respuesta inmunitaria.

Buenos resultados en el modelo animal

Para demostrar que los antígenos desarrollados con este nuevo abordaje pueden mejorar la respuesta inmunitaria, los investigadores generaron tres proteínas capaces de provocar una respuesta inmunitaria específica contra el VRS. En las pruebas de vacunación realizadas en los modelos animales, la combinación de antígenos derivados de la proteína F del virus fue capaz de generar una respuesta inmunitaria muy focalizada y efectiva capaz de combatir el VRS.

El estudio subraya que el uso de estos antígenos como potenciadores de otras vacunas ha demostrado su capacidad para refocalizar las respuestas de anticuerpos preexistentes en el organismo. Así, la respuesta de estos anticuerpos que ya estaban presentes se dirige hacia los epítopos de estructura compleja que contienen los antígenos desarrollados por los investigadores, lo que permite optimizar la respuesta inmunitaria.

 

mayo 18/2020 (SINC)

Referencia:

Sesterhenn et al., De novo protein design enables the precise induction of RSV-neutralizing antibodies. Science 368, Vol. 368, Issue 6492, eaay5051 (2020). DOI: 10.1126/science.aay5051

 

La enfermedad del intestino irritable y la enfermedad celíaca están relacionadas

Lun, 05/18/2020 - 04:03

Los investigadores de la Universidad McMaster, en Canadá, han establecido una conexión entre la enfermedad del intestino irritable (EII) y la enfermedad celíaca, según publican en la revista Gastroenterology.

Una revisión sistemática y un metanálisis en el Instituto de Investigación de Salud Digestiva de la Familia Farncombe en McMaster en colaboración con la Sociedad para el Estudio de la Enfermedad Celíaca ha determinado que existe un riesgo nueve veces mayor de tener EII en pacientes con diagnóstico previo de enfermedad celíaca. Del mismo modo, el riesgo de enfermedad celíaca aumenta en pacientes con EII, aunque en menor medida.

Los médicos siempre han sospechado que la EII y la enfermedad celíaca pueden estar relacionadas, sin embargo, nunca se estableció una asociación clara, recuerda la primera autora del estudio, María Inés Pinto-Sánchez, profesora asociada de medicina y miembro del Instituto de Investigación de Salud Digestiva de la Familia Farncombe en McMaster y gastroenteróloga en Hamilton Health Sciences.

Esto es importante, ya que el hecho de no diagnosticar una u otra condición podría comprometer la respuesta adecuada a los tratamientos disponibles, añade. También plantea preguntas sobre la detección de la otra enfermedad en un paciente ya diagnosticado con EII o enfermedad celíaca.

La EII y la enfermedad celíaca comparten factores de riesgo similares y su prevalencia ha aumentado en los últimos años. Si bien se desconoce la causa exacta de la EII, se admite que están involucradas infecciones, genes y otros factores ambientales. Para la enfermedad celíaca el principal desencadenante ambiental es el gluten de la dieta, pero se requieren genes específicos para desarrollar la afección.

Los investigadores identificaron 9 800 estudios e incluyeron 65 estudios en su análisis. De ellos, 30 estudios incluyeron grupos de control con un total de 13,6 millones de participantes, incluidos: 43 000 pacientes celíacos, 166 000 pacientes con EII (39 000 pacientes con enfermedad de Crohn, 56 000 colitis ulcerosa y 3 000 pacientes con colitis indeterminada) y 13,4 millones de controles.

Los estudios se publicaron entre 1978 y 2019. Cuarenta y tres estudios se realizaron en adultos, 12 estudios en niños y 9 estudios en todas las edades. La mayoría de los estudios fueron en Europa, seguidos de América del Norte y Asia.

Los investigadores sugieren que el siguiente paso es determinar si las pruebas de detección de enfermedades son rentables y beneficiosas para los pacientes.

Nuestra revisión ha confirmado que existe una fuerte asociación entre la enfermedad celíaca y la EII, pero en este momento, no está claro si la detección de la EII debe realizarse en la enfermedad celíaca y viceversa, señala la autora del estudio Elena Verdu, profesora de medicina y científico del Farncombe Family Digestive Health Research Institute en McMaster.

Se necesitan más estudios sobre la asociación de la EII y la enfermedad celíaca, ya que esto podría conducir a exámenes de detección e intervenciones terapéuticas para mejorar los resultados de los pacientes, concluye.

mayo 16/2020 (Europa Press). Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Expertos alemanes: cuando padres usan móviles perjudican a sus hijos

Dom, 05/17/2020 - 04:03

Los bebés y los niños pequeños sufren cuando sus padres miran demasiado tiempo las pantallas de sus teléfonos móviles, según expertos alemanes.

Los pequeños podrían desarrollar trastornos afectivos, falta de empatía y problemas de concentración, según Sabina Pauen, psicóloga de la Universidad de Heidelberg.

Se trata de un tema subestimado, dijo la experta. Añadió que es necesario que los padres reciban mayor información y acompañamiento al respecto para evitar que sus hijos padezcan futuras secuelas.

Por su parte, Till Reckert, pediatra y responsable de prensa de la Asociación de Médicos Pediatras y de Adolescentes de Alemania (BVKJ), reconoció su preocupación sobre el rol como futuros padres de la generación hoy acostumbrada desde temprana edad al teléfono móvil. Cuanto más esté incorporado el móvil al desarrollo (de los niños), tanto más afectará a la educación de sus propios hijos, cuando los tengan.

Hasta el momento no existen estudios en lo que respecta a los efectos del consumo temprano de medios de comunicación digitales en niños con edades comprendidas entre los 0 y los 3 años, explicó Rainer Riedel, director del Instituto de Economía Médica e Investigación de Servicios de Salud de Colonia.

Añadió Riedel que sin embargo las bases para desarrollar posibles trastornos afectivos se establecen muy pronto: Hay que abordar cuanto antes el tema de los potenciales riesgos del uso demasiado temprano de medios digitales por parte de nuestros pequeños, las parteras y los ginecólogos deberían hablar ya sobre ello con las mujeres embarazadas.

mayo 16/2020 (DPA). Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

Nueva herramienta para el diagnóstico genético de las nefropatías hereditarias

Sáb, 05/16/2020 - 04:03

La Fundación Puigvert, una referencia en este campo, aplica un panel genético que brinda el diagnóstico etiológico en tres de cada cuatro pacientes con enfermedades renales hereditarias quísticas y glomerulares.

La aplicación de las tecnologías de secuenciación masiva (o NGS, Next Generation Sequencing) ha acelerado en los últimos años el diagnóstico genético de las enfermedades renales hereditarias (ERH), así como el desarrollo de tratamientos para algunas de ellas. En el primer campo es una referencia el Laboratorio de Biología Molecular de la Fundación Puigvert de Barcelona, que ha desarrollado una herramienta diagnóstica consistente en un panel de 140 genes, cuyo análisis mediante NGS posibilita el diagnóstico etiológico en tres de cada cuatro casos.

La investigación en una amplia cohorte de pacientes, publicada en Kideney International, les ha valido el prestigioso Premio Íñigo Álvarez de Toledo a la mejor investigación clínica en nefrología de 2019.

El estudio se centra en los dos tipos de ERH más frecuentes, las quísticas y las glomerulares, entre las más de 150 enfermedades descritas. Todas ellas se consideran raras (menos de un caso por cada 2 000 habitantes) salvo una, la poliquistosis renal autosómica dominante (PQRAD), cuya prevalencia aproximada es de 1/1 000 y afecta al 6-10 % de pacientes con terapia renal sustitutiva (TRS), ya sea en diálisis o trasplantados. De hecho, las nefropatías hereditarias en su conjunto representan del 10 % al 15 % de los pacientes en TRS, y pueden llegar al 20 % en población pediátrica.

Todos estos casos son causados por mutaciones de genes, pero el diagnóstico molecular sigue siendo un desafío, tanto por la variabilidad fenotípica como por la propia heterogeneidad genética. Cuando un clínico detecta que un paciente tiene hematuria o proteinuria, que se observa en las analíticas de orina, y una vez descartadas causas secundarias como las infecciosas o las inmunológicas, puede sospechar una enfermedad glomerular de causa genética, sobre todo en niños y en casos con antecedentes familiares. Y lo mismo puede decirse de las ERH quísticas: cuando observa quistes en el riñón en una ecografía, una vez descartado que sean adquiridos por la edad o por diálisis, sospecha que son de causa genética. Pero ocurre que hay más de un centenar de genes que si están mutados causan quistes, por lo que solo el estudio genético permite precisar el diagnóstico, explica Elisabet Ars, genetista y responsable del Laboratorio de la Fundación Puigvert.

Estudio clínico

Tras dos décadas de funcionamiento, la llegada de la NGS a la práctica clínica permitió a este equipo superar la lentitud de la secuenciación de primera generación (Sanger) y ser pioneros a escala mundial en la NGS aplicada a nefropatías hereditarias. En 2014 fueron los primeros en publicar la secuenciación del gen PKD1, causante de la PQRAD, mediante la técnica de captura de sondas, que permite identificar mutaciones no detectables con otros métodos, subraya Ars. Este bagaje facilitó la puesta a punto de su panel de 140 genes, “muy eficiente y robusto”, para el diagnóstico de ERH quísticas y glomerulares.

El trabajo premiado recoge la experiencia con esta herramienta diagnóstica aplicada a 421 pacientes, cuyo estudio genético se realizó en la Puigvert a partir de muestras propias y del resto de Cataluña y España. El estudio constó de dos fases: en la primera, de validación, se testó la técnica en 116 pacientes con mutaciones ya conocidas. “Conseguimos una sensibilidad del 99 %, por lo que decidimos ya utilizarla en el diagnóstico de rutina”. En esta segunda fase,  la cohorte diagnóstica incluyó a 305 pacientes, en los que se llegó al diagnóstico definitivo en 222. “Es decir”, señala la experta, “logramos una eficiencia diagnóstica del 73 %, que es muy elevada”.

De esta forma se confirmó el diagnóstico clínico en la mayoría de casos, pero en un 17 % sirvió para establecer el diagnóstico correcto, ya fuera en pacientes con un diagnóstico clínico inespecífico (15 %) o erróneo (2 %). “Evidentemente, poder conocer la etiología exacta de la enfermedad tiene implicaciones clínicas para el paciente, como, entre otras, la posibilidad de ser tributario de tratamientos más específicos, derivarlo a otros especialistas para determinar si hay otros órganos afectados u ofrecerle asesoramiento genético en la toma de decisiones reproductivas”.

Asesoramiento genético

Este último punto entronca con el enfoque diagnóstico diferenciado que requieren las nefropatías hereditarias, puesto que su estudio no es el del paciente aislado, sino el de toda su familia. Así, el diagnóstico molecular es crucial para el consejo genético preciso, especialmente en la esfera reproductiva. Es paradigmático el ejemplo de la poliquistosis renal autosómica recesiva (PQRAR), una EHR ultrarrara especialmente grave y de inicio muy temprano. “En estos casos de herencia recesiva, en que ambos padres son portadores sanos del gen mutado, existe una posibilidad del 25 % de tener un hijo afectado en cada gestación, por lo que el diagnóstico genético prenatal o preimplantacional es clave en la toma de decisiones”, remarca Ars.

Otras de las utilidades del diagnóstico genético de las ERH son la identificación de mutaciones en familiares todavía asintomáticos o, en función del gen mutado, la detección de síndromes hereditarios con afectación multisistémica, como la esclerosis tuberosa.

Asimismo, la identificación de genes mutados en los estudios genéticos ha impulsado el desarrollo de nuevas terapias específicas. “Cuando comencé en este campo, recuerda la experta, hace dos décadas, solo tenía tratamiento específico la enfermedad de Fabry. Hoy disponemos de tratamientos para la poliquistosis renal autosómica dominante, la esclerosis tuberosa, la cistinosis, el síndrome hemolítico urémico atípico o la hipofosfatemia ligada al cromosoma X. Y también hay ensayos clínicos en marcha con fármacos prometedores para el síndrome de Alport, la nefropatía hereditaria glomerular más frecuente”.

mayo 15/2020 (Diario Médico)

Hay que estar alerta para evitar el retraso diagnóstico de meningitis

Vie, 05/15/2020 - 04:05

Las medidas de precaución e higiene adoptadas para prevenir el coronavirus pueden ayudar a reducir los casos de meningitis.

España se diagnostican cada año más de 1 000 nuevos casos de meningitis, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), aunque reconoce que puede haber casos con síntomas leves que no acuden al hospital. Esta enfermedad es una de las principales causas de muerte por infección en niños y adolescentes.  “Se trata de una patología poco frecuente pero muy grave”, asegura María José Mellado, presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Alrededor del 90 % de las meningitis se producen por infecciones víricas provocadas en su mayoría por enterovirus o bacterianas, provocadas principalmente por neumococos y meningococos. Todos estos agentes, ya sean víricos o bacterianos, suelen transmitirse por la saliva o por las gotas que se desprenden al hablar, toser o estornudar.

Santiago Trilla, coordinador de Grupo de Estudio de Neurología Crítica e Intensivista de la SEN, asegura, que las medidas de precaución para evitar contagios por coronavirus como la distancia social, el uso de mascarillas y una mayor higiene de manos, podían reducir el número de casos de meningitis. Tampoco se espera que se produzcan más meningitis ni encefalitis por coronavirus, “ya que aunque podría ser un patógeno oportunista del sistema nervioso, este no es la diana de la infección para SARS-CoV-2″.

El experto apunta que “las vacunas siguen siendo la forma más efectiva que tenemos de prevenir las enfermedades infecciosas“, por lo que destaca la importancia de seguir el calendario vacunal para evitar el contagio y proteger a los que aún no han podido recibir la vacuna, como los niños más pequeños o los que tienen alguna patología que les impide vacunarse.

Los programas de vacunación, el diagnóstico y el tratamiento precoz han permitido reducir el número de casos de meningitis. Sin embargo, tiene un índice de mortalidad del 10 % y deja secuelas en más del 20 % de los casos, principalmente sordera o lesiones cerebrales. Por ello es importante detectar a tiempo los síntomas que pueden ser similares a otras infecciones como la gripe, con fiebre, dolor de cabeza o rigidez en el cuello. Pero también hay pacientes que pueden presentar confusión, vómitos, convulsiones o manchas en la piel. “Ante estos síntomas con un cuadro de fiebre, es necesario consultar de forma urgente porque podría tratarse de una meningitis grave que puede tener una evolución muy rápida”, afirma el experto. Como algunos síntomas son comunes a la COVID-19, es importante estar alerta para evitar un retraso en el diagnóstico de la meningitis.

Francisco Álvarez, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría  (CAV-AEP) asegura que una de cada tres personas no sabe que la meningitis se puede prevenir.  “Y lo que es más preocupante, hay personas que aún no saben identificar ningún síntoma de esta infección”, añade.

Para dar a conocer todos los síntomas de la meningitis, la AEP ha desarrollado la campaña Meningitis, cerrando el círculo. Una ‘película’ que merece ser contada, que ha dado lugar a un documental.

Tras su presentación, se realizó un debate en el que han participado diversos profesionales vinculados a esta meningitis y cuyas conclusiones se han recopilado en un documento.

Los menores de cinco años y los jóvenes de entre 15 y 24 años son los grupos de edad de riesgo de esta enfermedad.

 mayo 14/2020 (Diario Médico)

Dieta cetogénica ayuda reducir convulsiones en niños

Mié, 05/13/2020 - 04:06

La dieta cetogénica consiste en alimentos altos en grasas, bajo en carbohidratos y niveles adecuados de proteína, que puede ser utilizada para tratamiento de epilepsia en algunos niños, menciona la Academia Americana de Pediatría (AAP).

Los infantes que sufren de espasmos reciben tratamiento de la hormona andrenocorticortrópica (ACTH), con el objetivo de frenarlos por completo, mientras el Sabril (vigabatrin) es recetado para las convulsiones.

La dieta cetogénica reduce y previene las convulsiones en niños cuyas crisis convulsivas no pueden ser controladas por los medicamentos o para aquellos que no toleran los efectos secundarios del tratamiento.

Más de la mitad de los niños que llevan una dieta cetogénica reducen las convulsiones a un 50 por ciento, posteriormente su medicación puede ser reducida.

Este régimen alimenticio puede tener efectos secundarios como estreñimiento, reflujo, cambio de peso y cambio en el estado de ánimo.

La AAP señala que la dieta es estricta, toma tiempo y requiere un mantenimiento arduo, pero tiene mejores beneficios para estos niños.

mayo 12/2020 (Notimex).- Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

China confirma cuatro casos de recién nacidos con COVID-19

Mar, 05/12/2020 - 04:03

La transmisión vertical de la infección por SARSCoV-2 es posible. China ha confirmado cuatro casos de recién nacidos con COVID-19. Sus síntomas han sido leves, aunque se desconocen los potenciales efectos a largo plazo.

China ha confirmado cuatro casos de transmisión vertical de COVID-19

El pasado 2 de febrero se confirmaba el nacimiento del primer bebé infectado, por transmisión vertical, con coronavirus en el Hospital de Niños de Wuhan, China. Sus signos vitales eran estables y no presentó fiebre ni tos. Ahora, en una nueva investigación que acaba de dar a conocer el European Respiratory Journal, se recoge la identificación de un total de cuatro de recién nacidos con infección por COVID-19 en China. “Todos los bebés solo han presentado síntomas leves y ninguno requirió cuidados intensivos o ventilación mecánica”, explica Zhi-Jiang Zhang, profesor de la Universidad de Wuhan, en China.

Este equipo detalla que los cuatro bebés nacieron de madres positivas al virus y con COVID-19. Todos nacieron por cesárea y tres de ellos fueron separados de sus madres al nacer.

Una de las hipótesis planteadas por los científicos en este artículo es que, teniendo en cuenta la rápida propagación de la infección, podría haber más casos de recién nacidos con COVID-19, pero que no se pudieron rastrear.

Posibilidad que no se descarta 

Según Zhang, el virus SARS-Cov-2 es altamente contagioso, lo que sugiere que “no se puede descartar totalmente la posibilidad de una transmisión intrauterina”. No obstante, la buena noticia es que, según los datos del estudio, el pronóstico es bueno, tanto para las gestantes como para los recién nacidos.

Tobias Welte, experto en Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Respiratoria Europea, coordinador del Grupo de Trabajo Nacional de Alemania COVID-19, considera que, tras estos hallazgos, es importante proteger a las embarazadas y a los recién nacidos de la infección. Aboga además porque todos los casos de COVID-19 en recién nacidos sean recogidos, monitoreados y tratados de forma rápida y cuidadosa. En esta etapa, todavía no podemos concretar si pueden aparecer consecuencias a largo plazo derivadas de la infección.

mayo 11/2020 (Diario Médico)

Niños y niñas interiorizan estereotipos de género desde los cuatro años

Sáb, 05/09/2020 - 04:03

La Universidad Complutense de Madrid ha obtenido resultados con implicaciones claras de cara al desarrollo psicológico y vocacional de los menores.

Desde los cuatro años, los niños y las niñas conocen los estereotipos de género y los aplican para construir expectativas sesgadas sobre los atributos de los demás, así como de las profesiones que las personas desempeñan, según un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

En esta investigación, publicada en Frontiers in Psychology, el objetivo principal fue conocer en qué medida los esquemas de género estaban presentes en un grupo de niños y niñas, siendo hasta la fecha el primer trabajo realizado en nuestro país en la etapa de la infancia.

“Los resultados mostraron respuestas fuertemente sesgadas incluso en el grupo de participantes más jóvenes, indicando que ya había “aprendido” cuáles son los roles de género tradicionales, especialmente en lo relacionado con la masculinidad”, destaca Irene Solbes, investigadora del Departamento de Investigación y Psicología de la Educación de la UCM.

Así, cuando se les pidió a los menores de entre 4 y 9 años que eligiesen entre un grupo de fotos de hombres y mujeres desconocidos, aquellos que les pareciera alguien “muy inteligente”, en el 70 % de las veces eligieron a un hombre (adulto o niño) frente a una mujer.

Respecto a las profesiones, casi el 60 % de los participantes consideraban que ser policía era algo que “solo debían realizar los hombres”, frente a la profesión de florista, que según la mitad de los participantes debía ser realizada solo por las mujeres.

Características y profesiones marcadas

Para llevar a cabo el estudio, Solbes explica que realizaron entrevistas individuales a 149 estudiantes de una escuela pública, con edades comprendidas entre los 4 y los 9 años.

En la investigación se presentaban distintos tipos de materiales gráficos (fotos de adultos y niños desconocidos, dibujos de profesiones) acompañados de cuestiones dirigidas a analizar su grado de conocimiento y adhesión a los estereotipos de género tradicionales en estas edades tempranas.

Las preguntas versaban sobre distintas características personales consideradas culturalmente como femeninas (amabilidad, ser presumido) o masculinas (inteligencia, agresividad), así como una serie de profesiones que son consideradas tradicionalmente femeninas (enfermera o peluquera) y masculinas (policía o capitán de barco).

Según los expertos, conforme se produce el proceso de socialización en los primeros años de vida, niñas y niños se apropian de las normas y los valores culturales en relación con el género, internalizando la categoría de “hombre” y “mujer” como un esquema mental que aplican para juzgar a los demás o para elegir compañeros de juego, así como para construir su propia identidad y determinadas expectativas en el ámbito personal, vocacional o laboral.

Los estudios indican que determinadas características de los ambientes de desarrollo influyen en la aparición de los estereotipos de género en los primeros años de vida. Nuestros hallazgos ayudarán a desarrollar entornos libres de sexismo que promuevan un desarrollo emocional y psicológico de niños y niñas sin etiquetas ni sesgos limitantes”, concluye Solbes.

Además de la UCM, en el estudio participan el Instituto de Investigación Sanitaria Hospital 12 de Octubre de Madrid y la Universidad Francisco de Vitoria.

 mayo 08/2020 (Dicyt)

Referencia bibliográfica 
Solbes-Canales I., Valverde-Montesino S. y Herranz-Hernández P.. Socialization of Gender Stereotypes Related to Attributes and Professions Among Young Spanish School-Aged Children. Front. Psychol., 24 April 2020. DOI: 10.3389/fpsyg.2020.00609.

Se aprueba la hormona de crecimiento en síndrome de Noonan

Mié, 05/06/2020 - 04:04

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha aprobado una ampliación de la ficha técnica de Norditropin (somatropina), de Novo Nordisk, para el tratamiento de niños con talla baja y síndrome de Noonan. Según la compañía, la somatropina es la única hormona del crecimiento aprobada internacionalmente para tratar la talla baja de los niños con síndrome de Noonan.

La multinacional danesa informa que la aprobación se basa en los resultados de un ensayo en fase III que ha demostrado su eficacia en el tratamiento de niños con talla baja causada por este síndrome, al acercarles a parámetros normales de altura con un perfil aceptable de seguridad.

El síndrome de Noonan se caracteriza por baja estatura, anomalías cardiacas congénitas, rasgos faciales peculiares, cuello ancho o con pliegues, alteraciones de coagulación, desarrollo tardío y otras afecciones. Hasta el 70 % de los niños con síndrome de Noonan tienen una estatura significativamente más baja, y es junto con la anomalía cardiaca congénita, una de las características más comunes de la enfermedad.

Se estima que su incidencia es de uno de cada 1 000 a 2 500 nacimientos. “El número de pacientes diagnosticados, sin embargo, parece ser mucho menor, probablemente porque es un síndrome no bien reconocido en el que además determinados rasgos faciales se atenúan con la edad. Muchas veces se trata aisladamente cada síntoma sin diagnosticar el síndrome”, explica Amparo Rodríguez Sánchez, responsable de Endocrinología Pediátrica del Hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Sin causa conocida

La experta explica que la talla baja es un hecho frecuente en estos pacientes. “Aunque sus causas no están perfectamente establecidas, parece ser que su talla puede mejorar con la utilización de Norditropin. Los resultados obtenidos en otros países son alentadores: con este tratamiento la mayoría de los niños con síndrome de Noonan y talla baja mejoran su velocidad de crecimiento y su talla adulta sin presentar efectos secundarios significativos”.

“La aprobación del uso de hormona del crecimiento en el trastorno de crecimiento que ocurre con frecuencia en estos niños, supone una oportunidad de mejorar su talla adulta que hasta ahora no era posible”, coincide Juan Pedro López Siguero, responsable de la Unidad de Endocrinología Pediátrica del Hospital Materno-Infantil de Málaga.

Control

López Siguero considera que “su uso debe ser monitorizado por profesionales expertos, si bien su utilización en otros países desde hace años hace que se pueda considerar hasta el momento un fármaco seguro en esta indicación”.

“Hasta ahora, no teníamos opciones farmacológicas disponibles para tratar la talla baja en Noonan, por eso en Novo Nordisk estamos orgullosos de poder ofrecer una nueva alternativa”, afirma Francisco Pajuelo, director médico de Novo Nordisk. “Como parte del compromiso de la Unidad de Biopharma de Novo Nordisk para ayudar a las personas con trastornos del crecimiento, continuaremos explorando nuevas opciones terapéuticas, además de nuevas indicaciones potenciales dentro de nuestra cartera actual de productos”.

mayo 05/2020 (Diario Médico)

Un estudio analiza la evolución de la salud infantil durante el confinamiento en España

Mar, 05/05/2020 - 04:06

La infancia es un grupo vulnerable y las desigualdades que ya le afectaban pueden crecer en cuarentena. Así lo muestra un nuevo trabajo de la Universidad del País Vasco, que tiene en cuenta las condiciones de los hogares españoles en el bienestar de los más pequeños.

Estudian las condiciones de la vivienda de los niños y la evolución de su salud durante la cuarentena

El pasado 8 de abril la revista The Lancet, publicó un artículo donde se comentaba cómo está afectando el cierre de las escuelas al 80 % de los niños y niñas de todo el mundo. Para muchos de ellos, esto significa una falta de acceso a los recursos que solían tener a través del sistema educativo.

El cierre de los colegios en España comenzó hace poco más de un mes y un equipo de expertos, liderado por la Universidad del País Vasco (UPV), previó que la situación podría desencadenar en una crisis social y de desigualdad.

Por eso, iniciaron un nuevo estudio para analizar las condiciones en las que viven los niños y niñas en los hogares españoles con el objetivo de determinar si el confinamiento empeorará sus condiciones de salud, tanto física como mental, y si estas variables acrecentarán la desigualdad entre los más pequeños.

El objetivo es conocer en qué condiciones están viviendo las familias el confinamiento y cómo la salud de los niños se puede ver afectada

El objetivo es conocer en qué condiciones están viviendo las familias el confinamiento y cómo la salud de los niños se puede ver afectada”, declara Maite Morteruel, investigadora principal del trabajo en el Grupo de Investigación en Determinantes Sociales de la Salud y Cambio Demográfico (OPIK), de la UPV.

Este equipo, que contó con la colaboración del  Centro de Investigación en Salud Laboral (de la Universidad Pompeu Fabra) y la organización Bidegintza, puso en marcha la investigación cuando se implantaron las primeras normas de confinamiento porque les preocupó que pasaran por alto una diferenciación de los colectivos con necesidades especiales, como los niños y niñas, ya que, según explica Morteruel, están en una edad de desarrollo y tienen unas exigencias específicas.

Muchos expertos están pidiendo que consideren las necesidades de ciertos colectivos como la infancia y que, en caso de que tengamos que volver a una situación de confinamiento [en una próxima oleada o futura pandemia], esto se tenga en cuenta desde el principio”, dice Morteruel.

Para la investigadora, las primeras medidas fueron homogéneas dentro de una población en la que existen diferentes colectivos. “En países como Alemania o Francia estas medidas son más suaves para los niños y niñas. Siempre controlados, pueden salir con un adulto durante un rato diariamente, cerca de su casa, a un espacio libre, verde, etc. o incluso se pueden relacionar con el mismo grupo de gente a lo largo de todo el confinamiento. En España esto no está siendo así, sino que se nos está metiendo en un mismo saco a toda la población”, sostiene la experta en salud pública.

Condiciones de la vivienda

Ante esta apreciación, el grupo de investigación ha querido aportar datos objetivos. Para ello, han recogido un total de 11 500 encuestas aproximadamente respondidas por padres y madres con hijos de entre 3 y 12 años y han publicado ya algunos resultados preliminares.

Entre ellas, hay un bloque que se refiere a las condiciones de la vivienda.  Los resultados revelaron que un 25,9 % de la población no tiene espacio exterior (balcón etc.) al que salir en su vivienda y un 31, 5 % de los niños sufría la presencia de humo de tabaco en casa.

Sabemos que las condiciones de vivienda y los hábitos de vida no son las mismas en todos los hogares, sino que son peores en aquellas familias con nivel socioeconómico más bajo. Todas esas variables se tendrían que tener en cuenta (a la hora de tomar decisiones) para evitar los impactos colaterales. Porque esto no es una crisis solamente sanitaria, también es una crisis social”, manifiesta la investigadora.

Por otra parte, un segundo bloque que analizaba los hábitos de vida indicó que un cuarto de la población infantil está más de 6 horas delante de las pantallas, un 20,1 % no está realizando ejercicio físico y hasta un 72,1 % no consume la verdura suficiente.

Además, las conclusiones del estudio mostraron que las condiciones de las viviendas donde están desarrollando el confinamiento son peores entre los niños y las niñas de hogares en los que hay una mayor dificultad económica para llegar a fin de mes.

“Cuando les preguntábamos si percibían un impacto negativo en los niños y niñas, en torno a un 50 % percibían que la salud emocional y la calidad de vida habían empeorado”, cuenta Morteruel.

Un comité multidisciplinario

Morteruel considera que en las próximas decisiones de desescalada deberían adaptarse a las necesidades de estos colectivos. Así sucedió en la última declaración que hizo Pedro Sánchez sobre las futuras medidas. “A partir del 27 de abril, el Gobierno de España tomará medidas de alivio para el desconfinamiento de nuestros más pequeños, para que puedan salir a la calle y disfrutar de esas mejoras numéricas de la evolución de la pandemia. Naturalmente, estas salidas van a estar limitadas como nos indican los expertos, los epidemiólogos, y sujetadas a condiciones para evitar contagios”, anunciaba el presidente el sábado 18 de abril.

“Las medidas han estado avaladas por un comité altamente tecnificado en epidemiología y medicina preventiva, pero, si esto es una crisis social, se tendrían que tener en cuenta otros expertos”, propone la investigadora principal

“Yo creo que las medidas han estado avaladas por un comité altamente tecnificado en términos de epidemiología y medicina preventiva, pero, si esto es una crisis social, se tendrían que tener en cuenta otros perfiles, otros expertos o incluso escuchar a la propia población en la toma de decisiones”, propone la investigadora principal del estudio.

“Todas estas medidas económicas y sociales orientadas a paliar el impacto negativo de este parón también deberían tener en cuenta esta desigualdad social, tratando de minimizarla, de reducir una brecha, porque de esta manera estaremos reduciendo las desigualdades sociales en salud, que son evitables”, asegura Morteruel.

mayo 04/2020 (SINC)

La humedad ambiental, fuente de salud respiratoria

Sáb, 05/02/2020 - 04:04

Los humidificadores aportan un alivio en procesos respiratorios agudos y la farmacia, como punto de venta, puede ofrecer un consejo profesional para sacarles el máximo partido.

Los humidificadores son aparatos cada vez más populares en los hogares, sobre todo si hay niños pequeños. La farmacia compite en su venta con tiendas de electrodomésticos y aparatos electrónicos y grandes superficies. “El humidificador es una herramienta terapéutica popular, pero refrendada por su utilidad médica, que para su mejor uso requiere de un consejo sanitario. La información que pueda dar el farmacéutico será mucho mejor que en otros puntos de venta”, observa Josep Allué, vocal de Plantas Medicinales y Homeopatía del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.

El farmacéutico recuerda que las propiedades de la humedad para el aparato respiratorio se conocen desde tiempos inmemoriables. El humidificador puede ser útil ante procesos agudos que impliquen congestión nasal en ambientes con mucha sequedad, para favorecer la eliminación del exceso de la mucosidad y prevenir la tos. En enfermedades crónicas como el asma y la rinitis alérgica (no así la EPOC), muchas veces se desaconseja su uso porque, aunque el aumento de la humedad puede facilitar la respiración, estos aparatos pueden favorecer el crecimiento y diseminación de ciertos alérgenos.

Manejo de la mucosidad

“La hidratación de la mucosa de la vía aérea puede tener un efecto beneficioso porque fluidifica en parte la mucosidad, haciendo más fácil su manejo cuando es abundante, lo cual conduce en ocasiones a un relativo bienestar del paciente”, corrobora Fernando de la Vega, del Servicio de Pediatría del Hospital Sanitas La Zarzuela.

Además, añade el pediatra, “la defensa local ante la colonización vírica puede ser más efectiva, ya que la sequedad de la mucosa interfiere parcialmente con la adecuada defensa linfocitaria”. Con todo, advierte, “no son beneficios clínicos importantes”.

Los niños se encuentran dentro del grupo de población que más se puede beneficiar del uso del humidificador, sobre todo los más pequeños, “en los que la densidad de la mucosidad es igual que en los demás pero con una vía aérea de menor calibre, por lo que puede resultar más molesta”. A su fisiología se suma que la producción de mucosidad en las vías altas es más frecuente en la edad pediátrica, sobre todo si acuden a guardería, como consecuencia de procesos víricos respiratorios de repetición.

Laringitis

En concreto, De la Vega resalta que una indicación clásica es la laringitis aguda, que puede beneficiarse de la respiración de aire frío y húmedo, gracias a sus propiedades antinflamatorias locales.

Mientras que el humidificador puede ser un aliado frente a las infecciones de las vías respiratorias superiores, está desaconsejado en pacientes con dificultad respiratoria por bronquiolitis, alerta el médico.

“El vapor de agua no alcanza con eficacia la vía aérea inferior y, en el caso de que lo hiciera, la fluidificación con humedad excesiva podría colaborar en una peor mecánica ventilatoria”, argumenta.

Una cuestión clave al elegir el aparato es que se limpie fácilmente para evitar que actúe como un dispersor de microorganismos como bacterias y hongos. “Por lo demás, y utilizado con mesura, la humedad ambiental no tiene por qué tener riesgo alguno”, asegura De la Vega.

Cuidado con los aromas

Sin embargo, los expertos coinciden en que hay que guardar precaución con añadir aromas, como eucalipto o menta. “Sobre todo en enfermos crónicos, pueden ser irritantes y provocar excacerbaciones”, sostiene Allué.

En el mercado hay a la venta humidificadores de aire frío y caliente. Los de vapor caliente tienen como ventaja que al llevar el agua a ebullición eliminan los gérmenes, por lo que admiten mejor el uso del agua del grifo. En su contra tienen el riesgo de quemaduras. También, expone Allué, el vapor que emiten puede ser más irritativo que los de aire frío, sobre todo para los enfermos crónicos respiratorios.

Los de aire frío tienen la mencionada acción antiinflamatoria pero pueden bajar la temperatura ambiental y “provocar un enfriamiento corporal indeseado, sobre todo en neonatos o bebés muy pequeños”, señala el pediatra.

Tamaño de la gota

El resto de características técnicas son más de conveniencia y preferencias personales, como el nivel de ruido o la cantidad de vapor que emiten, y no proporcionan ventajas clínicas, “aunque en teoría cuanto más pequeña sea la gota de agua mejor la absorberá el sistema respiratorio y mayor será su capacidad humectante, pero no hay un estudio que demuestre que sea así”, afirma el farmacéutico del Colegio de Barcelona.

Con todo, a la hora de indicar un humidificador, De la Vega insiste en que “conviene aclarar que no es una terapia curativa sino, como mucho, coadyuvante para mejorar la comodidad del paciente y aliviar la molestia causada por la sequedad ambiental y la mucosidad en caso de infección de las vías altas”. No sustituye a los lavados nasales con suero salino fisiológico, a la hidratación oral para la fluidificación de la mucosidad, al tratamiento antinflamatorio en laringitis aguda “ni mucho menos a los broncodilatadores cuando afecta a la vía aérea inferior”.

abril 30 /2020 (Diario Médico)

Sólo el 2 % de las infecciones por SARS-CoV-2 se producen en menores de 19 años

Sáb, 05/02/2020 - 04:03

Aunque los datos deben tomarse con precaución, un estudio realizado en la comunidad de Madrid indica que una pequeña proporción de niños presenta COVID-19, pero el 60 % de los confirmados ha requerido ingreso hospitalario.

A medida que la pandemia por COVID-19 avanza se van conociendo más datos, por lo que el abordaje de la enfermedad mejora. En el caso de los niños, los informes están aumentando, aunque las experiencias con aún escasas, pero más esclarecedoras.

Un nuevo estudio, publicado en  Jama Pediatrics, se ha centrado en el cribado y severidad de los síntomas de niños afectados por SARS-CoV-2 en la comunidad de Madrid y en el que han participado los equipos de Pediatría y Enfermedades Infecciosas de la mayoría de hospitales de la Comunidad de Madrid, señala que en las epidemias de COVID-19, las infecciones en niños ocurren de forma temprana y que la proporción de pacientes confirmados entre aquellos con síntomas compatibles fue del 11 %, algunos con síntomas más severos.

Durante las primeras dos semanas de la epidemia en Madrid, 365 niños fueron examinados dentro de los 30 hospitales que han participado en el trabajo. Durante la primera semana, 6 de 103 pacientes (un 5,8 %) fueron positivos al virus. Al final de la segunda semana, 41 de los 365 pacientes (el 11,2 %) tuvieron resultados positivos. Para el 16 de marzo de 2020, 41 de los 4 695 casos confirmados (un 0,8 %) en la región de Madrid fueron niños menores de 18 años.

Datos acordes con otras series 

Veinticinco de los 41 los niños con COVID-19 confirmado (un 60 %) fueron hospitalizados, 4 de 41 (el 9,7 %) ingresaron en una Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, y 4 de 41 (un 9.7 %) necesitaron asistencia respiratoria más allá de la oxigenación nasal. De estos, 1 de 4 (un 25 %) presentó una condición previa:  sibilancias recurrentes. A pesar de ello, ningún paciente pediátrico ha fallecido.

Según los autores, la serie presentada en Madrid, es acorde con la de las publicados anteriormente, “lo que sugiere que solo el 2 % de las personas afectadas son menores de 19 años”, aunque en Madrid, el 60 % de las infecciones confirmadas en niños requirieron ingreso hospitalario”.

Cambios en el estudio de sospecha 

Los criterios habituales para la admisión en nuestra región, explican los expertos en el estudio, debido a problemas respiratorios coinciden con la definición de enfermedad grave en China. Solo 21 de 731 niños con COVID-19 confirmado (un 2.8 %) en China tenían enfermedad grave (hipoxia y saturación de oxígeno inferior al 92 %) o enfermedad crítica.

La cuestión clave con respecto al alto porcentaje de admisiones es el número de niños examinados. Inicialmente, solo se estudiaba a niños con contacto con una persona con COVID-19, pero la situación cambió rápidamente. Desde el 9 de marzo de 2020 en adelante, Madrid fue declarada área de transmisión comunitaria. Posteriormente, la recomendación fue hacer una prueba solo hospitalaria a niños con síntomas y signos de COVID-19 o pacientes con comorbilidades y un alto riesgo de complicaciones. Algunos niños en riesgo de hospitalización también fueron evaluados, aunque fueron finalmente dados de alta. En otros entornos, se evaluaron varios niños con enfermedad leve y la proporción de los ingresos fueron más bajos.

Por este motivo, los autores consideran que las pruebas pueden haber sido sesgadas a pacientes de moderados a severos, por lo que “los resultados deben interpretarse con precaución”. También se resalta que una limitación de este estudio es la sensibilidad de la prueba. Algunos autores afirman que la sensibilidad del hisopo faríngeo y nasal se sitúa del 32 % al 63 %. Aunque la sensibilidad y la especificidad de PCR pueden haber mejorado, el número real de niños con infección puede ser mayor, concluye el informe.

abril 30/2020 (Diario Médico)

Detectan en Francia infección grave entre menores con COVID-19

Sáb, 05/02/2020 - 04:02

El ministro de Sanidad de Francia, Oliver Véran, anunció una alerta sanitaria sobre una infección grave detectada en menores, portadores además del virus SARS-CoV-2, el coronavirus que causa la COVID-19, aunque hasta el momento no se registró ningún fallecimiento.

En su declaración al canal Franceinfo, el ministro indicó que en París se habían registrado casos en “quince niños con síntomas de fiebre, problemas digestivos y un síndrome vascular inflamatorio bastante general que puede causar insuficiencia cardíaca”.

Al parecer, un número similar de menores en el Reino Unido fueron ingresados recientemente en cuidados intensivos después de desarrollar una forma atípica de enfermedad de los vasos sanguíneos, que se asemeja a la enfermedad de Kawasaki.

En ambos casos se descubrió que “algunos de estos eran portadores del coronavirus’, dijo Véran, por lo que pidió la movilización de “la comunidad de la salud, la comunidad científica en Francia y en el extranjero para que obtengan la mayor cantidad de datos posible” sobre una enfermedad “que, hasta ahora, no se había observado en ninguna parte”.

El ministro se mostró cauteloso y preocupado, y señaló que antes de tomar ninguna decisión que afecte a la reapertura de los colegios habrá que estudiar soluciones a la luz de “los resultados médicos de esos niños”, dijo.

abril 30/2020 (Prensa Latina) Tomado de la Selección Temática sobre Medicina de Prensa Latina. Copyright 2019. Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A.

La Organización Mundial de la Salud establece nuevas directrices para detectar la deficiencia de hierro en la gestación y en la infancia

Sáb, 05/02/2020 - 04:01

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publica nuevas directrices relativas a la utilización de concentraciones de ferritina para evaluar la carencia o sobrecarga de hierro.

Detectar precozmente el déficit de hierro durante el embarazo y en la infancia es crucial. La carencia de hierro en menores de dos años puede tener efectos considerables e irreversibles en el desarrollo cerebral, lo que puede conllevar repercusiones negativas en el aprendizaje y en el rendimiento escolar en etapas posteriores de la vida. La carencia de hierro es la principal causa de la anemia, la deficiencia nutricional más prevalente en todo el mundo: afecta al 33 % de las mujeres no embarazadas, al 40 % de las embarazadas y al 42 % de los niños.

El desarrollo cognitivo infantil también puede verse afectado si la madre sufre déficit de hierro durante el último trimestre del embarazo. Las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) relativas a la utilización de concentraciones de ferritina para evaluar el estado de hierro en personas y poblaciones (Guidelines on the use of ferritin concentrations to assess iron status in individuals and populations),  ayudará al personal de salud a detectar pronto la carencia de hierro y evitar los efectos más graves.

En las directrices, la OMS muestra la mejor forma de medir la ferritina para ayudar a determinar la carencia o sobrecarga de hierro. Medir con precisión esta proteína, junto con la evaluación clínica y en laboratorio, puede orientar las intervenciones adecuadas, tanto en un paciente particular como en la población.

614 millones de mujeres y 280 millones de niños en el mundo sufren anemia

Reducir la anemia es uno de los objetivos de nuestras actividades para erradicar todas las formas de malnutrición. Ahora bien, los progresos han sido limitados y sigue habiendo 614 millones de mujeres y 280 millones de niños en todo el mundo afectados por este problema. “La carencia de hierro es un importante determinante de la anemia y medir la ferritina nos ayudará a orientar mejor y evaluar las medidas para combatir la anemia”, ha explicado Francesco Branca, director del Departamento de Nutrición e Inocuidad de los Alimentos de la OMS.

En los adultos, la carencia de hierro también puede conllevar efectos negativos, como fatiga, menor rendimiento físico y descenso de la productividad laboral, además de afectar a las actividades sociales. La carencia de hierro se presenta principalmente cuando las necesidades de hierro aumentan durante periodos de crecimiento y desarrollo rápidos, como la primera infancia, la adolescencia y el embarazo, aunque también puede presentarse en otras etapas de la vida. En las mujeres embarazadas, la carencia de hierro puede provocar anemia, insuficiencia ponderal en el recién nacido y acortamiento de la gestación.

Detección y acción 

Las nuevas directrices también se centran en la detección temprana de la sobrecarga de hierro, consecuencia por lo general de trastornos como la hemocromatosis hereditaria, la talasemia, transfusiones de sangre repetidas u otras afecciones que afectan a la absorción o regulación del hierro y que también pueden llevar al deterioro de la salud si no se tratan.

Conocer mejor la prevalencia y distribución de la carencia de hierro y el riesgo de sobrecarga en la población permite a los países elegir intervenciones adecuadas y supervisar y evaluar los efectos y la seguridad de los programas de salud pública. Por ejemplo, la carencia nutricional de hierro se observa habitualmente en poblaciones que también padecen enfermedades infecciosas. La evaluación adecuada del estado de hierro en países con enfermedades infecciosas puede ayudar a establecer políticas de salud adecuadas.

De ahí que las directrices de la OMS busquen ayudar a los estados miembros y a sus asociados a tomar decisiones de base científica sobre las medidas adecuadas en sus esfuerzos por reducir la carencia de hierro y mejorar la salud y la calidad de vida de las personas y las poblaciones y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

abril 30 /2020 (Diario Médico)